A reconstruir el prestigio

México comienza su participación en la Copa América con el objetivo de llegar mínimo a semifinales y borrar las malas actuaciones de las ediciones de 2011 y 2015 

Phoenix, Arizona

Esta noche la selección mexicana comienza su participación en la Copa América Centenario, cumpliendo con su décima aparición desde que fue invitado en 1993. Desde esa fecha hasta hoy, el Tricolor ha pasado de sorpresa a protagonista y luego a decepción.

Sí, porque nadie olvida que en su primera Copa América, la selección llegó hasta la final, misma que perdió con Argentina; luego se consolidó como un equipo que solía llegar hasta las semifinales, incluso volvió a la instancia final en 2001, pero fue superado por Colombia; sin embargo, en las últimas dos ediciones (2011 y 2015) no logró superar la primera ronda, finalizando en los peores lugares del torneo.

Por esa razón la Copa América Centenario se presenta como el escenario ideal para reconstruir su prestigio en esta competencia. Con plantel completo, sin tener que dividirse como pasó en las últimas dos participaciones, el Tricolor se erige como uno de los favoritos, porque prácticamente estará jugando en casa gracias al apoyo que tendrá de miles de connacionales que viven en la Unión Americana.

Los jugadores del Tri se notan tranquilos ante el primer compromiso, se ve en su actitud y en sus palabras. Andrés Guardado, uno de los máximos líderes de este grupo al igual que Rafael Márquez, asume su rol y no huye a la responsabilidad que su jerarquía le dicta.

Por eso habla directo de los temas que le preguntan. Y uno de ellos gira en torno a la obligación que tiene este grupo de regresar a México a los primeros planos, luego de los fiascos que representaron Argentina 2011 y Chile 2015.

Hoy, el Tri anhela volver al protagonismo que le había caracterizado en el pasado, según comentó Andrés Guardado: "la selección tiene bien ganado su nombre en Sudamérica después de todo lo que se hizo en el pasado y lo que se está haciendo, y creo que si le preguntan a cualquier rival van a expresarse bien de México, si se lo preguntas a cualquier selección, hablarán bien de nosotros. La intención es ser protagonistas".

Para Héctor Moreno, el cuadro nacional debe ganar sus tres partidos de la primera fase (Uruguay, Jamaica y Venezuela) y pasar como primeros de grupo.

"Clasificar es lo importante, es por eso que queremos ganar los tres partidos que tenemos, iniciando con el de Uruguay. Nos gustaría estar en lo más alto y trabajaremos para ello".

Por supuesto, uno de los factores por los cuales se le ha puesto la etiqueta de favorito al cuadro azteca es por el apoyo que tendrá de su afición en esta justa, ya que en cualquier plaza que se paren en Estados Unidos, prácticamente los mexicanos llenan los estadios.

"Siempre que jugamos aquí es como si estuviéramos en México, los aficionados dan todo por apoyarnos y lo que nos queda es dar todo dentro de la cancha. Esperemos que así sea, que siempre estén llenos los estadios, porque es fundamental para nosotros que tengamos ese respaldo".