Boletos para la Final de Copa América a precios exorbitantes

Los precios de las entradas para el partido entre Argentina y Chile van desde los 900 hasta los 2 mil 500 dólares

Messi y Aranguiz compiten por el esférico
Messi y Aranguiz compiten por el esférico (Mexsport)

NUEVA YORK, Estados Unidos

Muy pocas entradas disponibles y con precios astronómicos. Esa es la situación de cara a la gran final de la Copa América Centenario que disputarán este domingo Argentina y Chile y en la que la organización espera un lleno absoluto.

A apenas dos días del encuentro, los boletos más baratos que ofrece directamente el estadio MetLife superan ya los 900 dólares, mientras que los más caros se venden por unos 2 mil 500.

Según la organización, las entradas más asequibles puestas a la venta para el partido, ya agotadas, eran de 140 dólares.

Esos precios contrastan, por ejemplo, con los de la última Super Bowl, el mayor acontecimiento deportivo que se celebra habitualmente en Estados Unidos, donde los boletos más baratos eran este año de 850 dólares.

En el sistema de reventa oficial que ofrece la Copa América, las entradas más económicas se situaban hoy en 360 dólares por asientos en una de las esquinas superiores del recinto.

En ese mercado secundario se venden aún numerosas entradas, aunque la mayoría cuestan más de 500 dólares y algunas llegan a superar los 9 mil dólares.

Según dijeron a Efe, fuentes de la organización, se espera un lleno absoluto para la final.

El cartel de no hay billetes ya se colgó en el mismo estadio para el encuentro de cuartos que enfrentó a Colombia y Perú.

El campo, situado en la localidad de East Rutherford (Nueva Jersey), muy cerca de Nueva York, tiene capacidad para unos 80 mil espectadores y habitualmente es la casa de los Giants y los Jets de la Liga de Fútbol Americano (NFL).

Cuando el domingo se cierre la Copa América, habrán pasado por el torneo cerca de 1.5 millones de aficionados, repartidos en 32 partidos disputados en diez sedes.

El promedio, según la organización, es de 46 mil espectadores por encuentro, lo que convierte a esta Copa América en la de mayor asistencia en toda la historia de la competición y en el segundo mayor evento futbolístico en Estados Unidos tras el Mundial de 1994.