México, día para romper marcas

La selección mexicana de futbol suma 21 juegos sin derrota, 9 son en la era Juan Carlos Osorio y Javier Chicharito Hernández va a la caza de Jared Borgetti como el máximo goleador histórico

La selección buscará romper algunas marcas ante Venezuela
La selección buscará romper algunas marcas ante Venezuela (Imago7)

Enviada, Houston, Texas

Los comienzos de una era en la selección de futbol suelen llegar con buenas sensaciones y números que hacen pensar en grandes conquistas; México ha experimentado este lado de la moneda, pero también el otro, cuando los registros solo dan para realizar un cambio de timón. Sin embargo, con Juan Carlos Osorio todo parece ir mejor de lo que cualquiera hubiera imaginado o previsto, tanto así que de su etapa se habla de marcas, en la víspera de su juego contra Venezuela, en la Copa América.

Más allá de que en el interior del equipo mexicano tienen claro que hay errores muy marcados que deben ser corregidos, también existe esa motivación que han dejado las victorias; incluso, los goles de Javier Hernández y la racha sin derrotas.

Los jugadores han mencionado que las estadísticas quedan ahí, no dan una ventaja, pero que al final se sienten satisfechos de tenerlas.

Hoy, la selección de México se mide a Venezuela en el último partido de la fase de grupos de la Copa América Centenario, llevan colgada la etiqueta de favorito que le ha dado el pasado y sus actuales números.

El Tricolor podría superar ciertas marcas, por ejemplo, la de los 21 juegos sin perder que posee Ricardo Antonio La Volpe, lograda entre los años 2004 y 2005; de manera individual, el Chicharito Hernández buscará igualar (¿y por qué no?, hasta rebasar) a Jared Borgetti como máximo goleador verde con 46 goles.

21 SIN PERDER

Una victoria contra Venezuela significaría para México quedar como primero del Grupo C, evitar a Argentina y superar esa marca de 21 partidos sin perder que consiguió el Tricolor de La Volpe, y que inició el 8 de septiembre del 2004 con un triunfo por 3-1 contra Trinidad y Tobago en las eliminatorias de Alemania 2006.

Pasaron 10 partidos de eliminatoria más y tampoco hubo tropiezos, llegó entonces la Copa Confederaciones del 2005, en la que México sumó cuatro partidos más sin perder, su último ante Argentina (1-1; 6-5 en penales), cayó hasta la disputa por el tercer puesto con el anfitrión: 4-3.

La actual racha de México surge con la derrota que tuvo en la Copa América de Chile 2015 ante Ecuador (2-1; 19 de junio), después de eso todo ha sido miel sobre hojuelas. Además, el Tricolor registra seis duelos de Copa Oro, ocho amistosos, cuatro de eliminatoria mundialista, dos de la Copa América y uno contra Estados Unidos por la Confederaciones.

TRAS BORGETTI

A sus 28 años, el Chicharito Hernández está cerca de alcanzar las 46 anotaciones que registró Jared Borgetti cuando vistió la playera de la selección nacional y que lo tienen como el máximo goleador.

Javier tiene 45 goles y contra la Vinotinto este lunes en el NRG Stadium de Houston tiene la oportunidad de empatarlo y superar de una vez al hoy comentarista en ESPN, y quien en repetidas ocasiones ha manifestado su deseo de que el Chícharo exhiba su potencial de cara al arco.

El 24 de febrero del 2010, el Chicharito Hernández metió su primer gol con la selección mayor (dirigida entonces por Javier el Vasco Aguirre) en un duelo contra Bolivia; en aquella ocasión el mexicano se lució con un doblete en la goleada de 5-0 (el resto de los goles fueron de Pablo Barrera, Paul Aguilar y Braulio Luna).

El primer gol del Chicharito en un torneo oficial se dio en el duelo en el Mundial del 2010 contra Francia; se ganó 2-0.

LOS 9 DE OSORIO

Juan Carlos Osorio se ha notado poco interesado cada vez que le recuerdan sus buenos números con la selección mexicana; el colombiano, afirma una y otra vez, que se ocupa del análisis minucioso del rendimiento de su cuadro, pero que nada más es de su interés.

Hasta ahora México tiene nueve victorias consecutivas con el colombiano al frente, seis de torneos oficiales y dos en amistosos; sus primeros dos duelos fueron de eliminatoria, una situación nada sencilla tomando en cuenta lo bravos que suelen ponerse equipos como Honduras o El Salvador cuando se miden al cuadro azteca, pese a que, es verdad, no llegaban en su mejor momento; se ganó de buena manera, al igual que un amistoso contra Senegal, y luego los dos duelos contra Canadá.

Los partidos que se le complicaron más a México fueron los siguientes, pues en los dos de preparación rumbo al inicio de la Copa América Centenario, jugaron bien, pero les costó trabajo concretar más de un tanto ante rivales como Paraguay y Chile, ante este último, sin duda, no se notó tan fuerte en varios lapsos, solo el tanto hizo la diferencia.

Ya en el torneo sudamericano, contra Uruguay volvieron a llegar ciertas dudas, aunque al final se resolvió con goles y un buen accionar; frente a Jamaica fue una historia similar, pero aquí México se distrajo varias veces en la defensa y eso les dio un buen susto. Toca Venezuela, un equipo contra el que Osorio tendrá un trabajo duro, pues el rival llega inspirado tras conseguir su pase contra todos los pronósticos.