El calvario de Mascherano

El contención suma cinco finales perdidas con la selección argentina en poco más de 10 años; cuatro de Copa América y una de Mundial, el recuento de sus fracasos

Ciudad de México

En el futbol a nivel mundial, lo más normal es que futbolistas se queden a minutos de la gloria eterna, que la mala fortuna les impida ganar aquel título ansiado. Los subcampeones, si bien reza un adagio que ‘nadie los recuerda’, son constantes. Sin embargo, son pocos los jugadores que pueden presumir, como Javier Mascherano, tantas finales perdidas. El contención argentino sumó en la Copa América Centenario una más y en total, completa cinco duelos decisivos en los que se conformó con el segundo sitio, vistiendo los colores de La Albiceleste.

Mascherano es un jugador de élite, pero su clase no ha podido reflejarla con la selección argentina. El martirio comenzó en la Copa América de Perú, en el 2004, cuando los dirigidos por Marcelo Bielsa clasificaron segundos de su grupo, debajo de México y dejaron en el camino hacia la final a Perú, Colombia y toparse en la antesala del campeonato al Brasil de Adriano y compañía. Tras 90 minutos y un empate global, el título se definió desde el manchón penal. Ahí La Canarinha ganó por 4-2. Comenzaba el calvario del ‘Jefecito’.

Tres años más tarde, ahora en Venezuela, en idéntico escenario: la final de la Copa América, Mascherano, ahora con mayor protagonismo en la cancha, vivió un nuevo descalabro y no por eso menos doloroso. Argentina pasó sin problema la fase grupal, donde se enfrentó a Estados Unidos, Colombia y Paraguay; en la fase decisiva, sembró a Perú y México, y a 90 minutos del cetro, Brasil les pasó una vez más por encima, ahora con un marcador contundente de 3-0. Lágrimas otra vez.

Siete veranos más tarde, ahora, en la Copa del Mundo de Brasil 2014, Mascherano y una generación que comandó Lionel Messi, inspirados de principio a fin, llegaron hasta la final del torneo. Regados dejaron Nigeria, Bosnia e Irán; en octavos, cuartos y semifinales, respectivamente, Suiza, Bélgica y Holanda. Pero en la final, un gol de Mario Gotze, en tiempo suplementario puso fin al sueño de emular lo sucedido en México 86’. Masche, de nuevo, se quedó a la orilla.

Hace un año, de nuevo en la Copa América, Argentina arrasó en fase grupal. Paraguay Uruguay y Jamaica, nadie pudo contra ellos. En cuartos, Colombia; en semifinales, Paraguay y en la final, el anfitrión, Chile, los llevó hasta los penales, donde perdieron por 4-1. Desde los once pasos, convirtió Messi, pero erraron Gonzalo Higuaín y también Ever Banega. Fue la cuarta derrota. Al final, Javier consideró: “Igual y no lo merecemos”.

Apenas hace unas horas, doce meses después del fracaso en Chile, pero ahora en Estados Unidos y luego de una sólida participación en la Copa, Javier Mascherano y el resto llegaron hasta la final. De nuevo ante Chile, otra vez definirla en penales y otra vez, al margen del campeonato. ‘El Jefecito’ marcó su tanto desde el manchón, no falló, pero sucumbieron por 4-2. Un fracaso de nuevo, y al parecer, el último. Después del partido trascendió que el mediocampista anunció su adiós del representativo albiceleste. Los traspiés han abrumado una trayectoria impecable, la de un profesional absoluto. Es un calvario.