“Volaré más quijadas”: Rigondeaux

El cubano le ganó por nocaut técnico al inglés James Dickens y retuvo el cinturón supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo

Guillermo Rigondeaux
Guillermo Rigondeaux (Imago7)

Ciudad de México

Un volado de izquierda le quitó a James Dickens la oportunidad de pasar más allá de los seis minutos ante el reconocido campeón Guillermo Rigondeaux y al cubano la oportunidad de ganar rounds boxeados que puedan combatir la larga inactividad. Una fractura de mandíbula les echó a perder los planes.

La noche del sábado en Gales, el reconocido monarca cubano subió al ring luego de ocho meses de ausencia para poner en juego por quinta ocasión la diadema de supercampeón supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Vinimos a hacer nuestro trabajo. Sabíamos que Dickens es un buen boxeador y nos preparamos para mandar un mensaje y lo logramos: para todos los que me dicen que soy un viejo, los he ido noqueando, y los que sigan llegando les volaré la quijada”, advirtió el pelador que cada vez ve más complicado conseguir a un peleador que quiera encararlo.

Para El Chacal Rigondeaux, que en los últimos tres años ha peleado 36 rounds, el profesionalismo no ha sido sencillo y mucho menos lo ha acogido bien. El isleño ha batallado desde su debut y en siete años sólo ha tenido 16 encuentros.

“Estoy esperando a ver quién se atreve. Muchos boxeadores allá afuera hablan mucho y a la hora de la hora, no pasa nada. De 100 de esos no se hace un boxeador como yo. No soy el mejor, pero soy el más completo. Por eso me temen”, abundó el cubano.

Con miras a atraer más expectativas a su carrera, Rigondeaux explicó que tuvo que cambiar su estilo y ahora es un poco más estático

“Me quieren desacreditar, que porque no peleo, pero para que ya no me critiquen, ya no “corro” más. A ver si ahora si me queiren enfrentar”, finalizó el peleador que espera regrearel 17 de septiembre al ring, para presentarse en Inglaterra.

En la pelea preestelar de la noche, el campeón ligero de la Organización Mundial de Boxeo, Terry Flanagan, defendió la diadema con una decisión unánime sobre el ex campeón sudafricano Mzonke Fana.

El inglés que tiene una foja invicta en 31 encuentros tuvo complicaciones para imponer su estilo ante un veterano ex campeón mundial que le presentó resistencia desde el campanazo inicial.

“No fue la pelea como lo esperaba, pero me voy satisfecho de lo logrado. Fana fue un gran rival”, dijo el desilusionado campeón, quien a pesar de no lucir como lo esperaba, logró ser el décimo en vencer al sudafricano de 42 años.