No será blanco fácil

Óscar Valdez conquistó el campeonato mundial en su primer intento y sabe que con eso se puso en la mira de otros boxeadores con hambre

Oscar Valdez, campeón mundial pluma
Oscar Valdez, campeón mundial pluma (AFP)

Las Vegas, Nevada

Óscar Valdez atesorará el 23 de julio como uno de los días más impactantes de su vida: esa noche, en menos de seis minutos, logró concretar el sueño que lo mantuvo dentro de un gimnasio desde los ocho años de edad.

La noche no pudo ser mejor, The King Valdez subió al ring del MGM Grand para enfrentar al invicto argentino Matías Rueda y un gancho al hígado, en el segundo round, terminó con las aspiraciones del Cobrita.

“El tener este cinturón en las manos es un sueño hecho realidad, como se los he dicho he soñado con este momento durante mucho mucho tiempo. Desde que tenía ocho años mi padre y yo compartimos el mismo sueño de ser campeón mundial. Miles de emociones pasan por mi cabeza ahorita”, declaró a La afición muy emocionado el peleador sonorense de 25 años de edad.

Valdez Fierro reconoció que esperaba más de su rival en turno, es más, le sorprendió que resintiera de inmediato ese gancho.

“No esperaba que pasaran así las cosas. Yo cuando subo al ring me preparo para irme a decisión. Estaba con la mentalidad fría que me iba a ir a los 12 asaltos. Incluso en el primer round, me repetía que me debía de calmar, porque sentía que me estaba aventando muy fuerte y me podría cansar para los últimos rounds. Ya para el segundo sentí que me asenté más, pegaba más fuerte y estaba respirando mejor y fue donde saque la sorpresa de que lo pudimos acabar”, describió.

El peleador que representó dos ocasiones a México en los Juegos Olímpicos, en Beijing y Londres, reconoció que aunque le cuesta creer el haber conquistado lo que tanto tiempo lo mantuvo soñando, el ser ahora campeón del mundo es una revancha por la medalla olímpica que no pudo obtener.

“Se siente muy bien saber que esta vez lo logré, que ya tengo en mis manos una corona mundial, pero también se el compromiso que eso representa. Sé que ahora como campeón estoy en la mira, en la mira de muchos boxeadores que tienen hambre, la misma hambre que yo, y van a querer tener ese cinturón que tanto trabajo me costó”, declaró.

El pleito ante Rueda tuvo una dedicatoria especial, Valdez ofreció su primer triunfo en pago por evento a la memoria de Luisito, un primo hermano que hace un mes falleció en un accidente de motocicleta.

“Era como un hermano para mí. Siempre siguió mi carrera, siempre estamos juntos. Deseaba ponerle el cinturón ahí a mi primo. Lo iré a visitar al panteón y le llevaré mi cinturón”, dijo.

Acostumbrado a cargas importantes de trabajo y a mantenerse muy activo, Valdez aseguró que como campeón mantendrá el ritmo y el mismo número de peleas por año, por lo que habló de inmediato con su entrenador y le dijo que regresará después de un corto descanso.

Otro de los sueños que tiene el sonorense es poder presentarse más seguido en México, ante su gente, a lo largo de su carrera sólo ha sostenido dos duelos en territorio mexicano. El último fue en 2013.

 FRASES

“Tengo los pies en la tierra gracias a la influencia de mi papa. Si nos mantenemos así, llegaremos a mejores cosas”

 “Sentí mucha emoción.. tristeza, alegría, de todo. Pues logré ese sueño que tenía y no muchos llegan a este punto”

 “Tengo dos meses que no miro a mi familia y ahora lo único que pienso es estar con ellos y a comer unos tacos de carne asada”

EN DIRECTO

Un campeón como los de antes

“Oscar (Valdez) será un campeón muy activo, no quiere ser de los que tienen dos peleas al año, al menos tendrá unas cuatro, habrá que mantenerlo activo, bien ocupado. Es un chico al que le gusta trabajar”, dijo a La afición, Frank Espinoza manejador del campeón mundial.

Este año, Valdez Fierro además de su coronación peleó hace tres meses y consiguió una importante victoria ante el ex campeón ruso Evgeny Gradovich. En ese duelo Valdez logró noquearlo en cuatro vueltas.