Shiming domina al tailandés

El pugilista chino Zou Shiming se llevó las tres tarjetas para vencer a Prasitsak Phaprom y convertirse en el campeón mundial.

Zou Shiming derrotó a  Prasitsak Phaprom
Zou Shiming derrotó a Prasitsak Phaprom (AP)

Las Vegas

Al segundo intento el chino Zou Shiming logró coronarse campeón mundial.

Dentro de la cartelera encabezada por Manny Pacquiao y Jessie Vargas, el ex olímpico y la figura más grande del boxeo en China se llevó las tres tarjetas para vencer al tailandés Prasitsak Phaprom.

A pesar de que ya se habían enfrentado en el pasado, el tailandés representó una dura prueba para el oriental, quien a pesar de lanzar golpes de poder no pudo lastimar como el buscaba a un aguerrido Phaprom, quien con todo y cortes en el las cejas se lanzó en varias ocasiones en busca de un nocaut que lo llevara a ser la sorpresa de la noche.

"Ahora mi sueño está completo. Soy campeón olímpico y campeón mundial. Fue una gran pelea de la que siempre llevaré un trozo en mi memoria. Phaprom fue un gran rival", dijo el peleador chino de 35 años de edad.

Phaprom carente de técnica y mucha fortaleza física, además de estar en desventaja de estaturas, se paró en varias ocasiones al centro del ring y con los guantes se golpeó la barbilla y pecho en busca de despertar el orgullo del chino, quien en lugar de dar la pelea que buscaba el tailandés y el público se asentó en un estilo de mucho movimiento de piernas.

Luego de una primera mitad inclinada por completo a su favor, Shiming salió mucho más agresivo al segundo episodio y aunque buscó mandar a la lona a Phaprom, esta ocasión no pudo. El tailandés venía mejor preparado.

Shiming mantuvo el trabajo hasta el final, no cambio de estrategia pues la que usó desde el campanazo inicial le furncionó, aunque la falta de acción ocasionó que solo los chinos presentes corearan sus mejores golpes, perdiendo la atención del resto de los aficionados.

Con esta victoria, Shiming mejoró su foja a 9-1 con dos nocauts; mientras que Phaprom 39-2-2 y 24 nocauts.

Debutan con triunfos

La noche del sábado en las Vegas también marcaron el debut de dos peleadores olímpicos de Río 2016. El hondureño Teófimo López así como el brasileño Robson Conceicao, quienes arrancaron su carrera profesional con victorias.

El primero en subir al ring fue Teófimo López quien se llevó la victoria por nocaut en dos rounds al dar cuenta del tijuanense Ishwar Siqueiros.

"Todo funcionó. Ganchos, rectos, volados. Estoy muy emocionado. Amo el boxeo y no podía esperar a llegar a este momento", dijo a La afición el peleador que se quedó en cuartos de final en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Por su parte Robson Conceicao recorrió toda la vida para llevarse todas las tarjetas por decisión unánime (60-54, 600-54 y 60-54) en un duelo programado a seis rounds. Conceicao frenó a Clay Burns, quien quedó con marca de 4-3-2.