Canelo se confió: preparador físico de Chávez Jr.

Ángel Heredia de Julio César Chávez Carrasco aseguró que Saúl Álvarez erró al elegir subir tanto de peso con tan poco tiempo por delante, y “le pasará factura” en la pelea del 6 de mayo

Ciudad de México

A 12 días de arrancar de manera oficial el campo de entrenamiento de cara al combate que Julio César Chávez Carrasco tiene programado ante Saúl Álvarez, el preparador físico Ángel Heredia alista los detalles del campamento que el Junior realizará entre la Ciudad de México y las montañas de Toluca, en el Estado de México.

En entrevista con La Afición, Heredia descartó que cumplir en la báscula (164.5 libras, 74.6 kilos) sea un obstáculo en esta ocasión, porque con el trabajo que ha realizado Julio César de mantenimiento de peso y el tiempo adecuado para realizar el acondicionamiento, no habrá razones para preocuparse.

“Creo que Canelo quizá se confió al pensar que Julio no va a dar el peso o que se deshidratará y no subirá fuerte, pero es todo lo contrario, porque está rodeado de gente muy capaz; lo que el equipo de Saúl Álvarez pensaba que sería nuestra mayor deficiencia será nuestra fortaleza”, señaló.

“En el peso es donde vamos a ver si realmente Canelo va a tener esa confianza de las últimas peleas, al saber que ahora no será el peleador más grande (en el ring)”, reveló el que también fuera preparador del mexicano Juan Manuel Márquez.

Heredia, quien se integró al equipo de Chávez Carrasco en noviembre pasado, un mes antes del duelo que sostuvo el Junior ante el alemán Dominik Britsch, tiene confianza en que un campamento con el tiempo indicado será suficiente para dar al ex monarca sinaloense las herramientas necesarias para dominar al tapatío.

“(Julio César) es un muchacho alto, fuerte, que va a subir en un peso necesario y va a mantener su movilidad; a pesar de eso tendrá mucha potencia y aumentaremos su movilidad. Será una ventaja para nosotros extremadamente importante, porque aquí se sumará la física y la fortaleza de Chávez, aunque ellos hayan elegido el límite no hay problema, lo daremos bien”, abundó Heredia.

El preparador de origen mexicano explicó que a diferencia de Chávez Carrasco, Canelo no está acostumbrado a subir con ese tipo de peso, porque prefiere estar más liviano, y en 164.5 libras puede resultar contraproducente porque lo resentirá y se traducirá primero en golpes más lentos y a la larga, en cansancio.

“Lo estudiamos, sabemos que Canelo siempre ha sido un peleador bajito de estatura, pero de complexión robusta, que siempre ha subido más pesado de lo normal; él sufre mucho para dar el peso, pero siempre lo ha dado”, comentó Heredia.

“Estará a gusto boxeando en 160 o en 164 libras, si Canelo quiere subir más pesado, pues que lo haga, pero realmente el siempre ha estado en 160, hasta cuando peleó ante Miguel Cotto (en noviembre de 2015)”, recordó.

“A nosotros nos favorece, Julio César tendrá fondo físico y velocidad, sabrá acoplarse y va a tener con qué hacerlo”, explicó el preparador físico.

El campo de preparación de Chávez Carrasco arrancará de manera formal el lunes 27 de febrero y aún están por designar si será una sede compartida, entre Ciudad de México y Toluca, o se realizará en su totalidad en las montañas del Centro Ceremonial Otomí, bajo la supervisión del legendario Ignacio Beristáin como entrenador.