Miguel Cotto fue un guerrero: Residente

René Pérez Joglar, juez de Red Bull Batalla de los Gallos, rindió tributo al boxeador de Puerto Rico ahora que cerró su faceta como profesional. En visita a México, el rapero habló con La afición de música y boxeo, dos de sus pasiones.

René Pérez Joglar, Residente
René Pérez Joglar, Residente (Reuters)

Ciudad de México

Los boricuas llevan sangre de guerrero corriendo por sus venas y no sólo pelean arriba de un cuadrilátero como lo hacía Miguel Ángel Cotto, quien este fin de semana puso punto final a una carrera de casi dos décadas como profesional. Desde pequeños, aprenden que luchar contra las adversidades, pues es la única forma de progresar.

Así lo dijo Residente, quien a pesar de ser cantautor se considera casi un boxeador.

Amante del deporte de los puños por herencia, René Pérez Joglar sabe bien que el boxeo le ha dado muchas satisfacciones a Puerto Rico, puesto que cuenta con más de 50 monarcas mundiales a pesar de que su población es menos de la mitad de la que tiene la Ciudad de México.

El rapero de 39 años, estuvo en la ciudad de México durante el fin de semana para ser juez en la Final Internacional Red Bull Batalla de los Gallos, la competencia de liricas donde los improvisadores se enfrentan en un escenario que se asemeja al cuadrilátero.

En entrevista con La Afición, René, mejor conocido como Residente, quien actualmente promociona su proyecto alterno a Calle 13, lamentó no poder estar presente en Nueva York , para la pelea del retiro de Miguel Cotto en el Madison Square Garden, puesto que viajó a la capital mexicana para ser juez en la final de Batalla de Gallos, donde el flow, las rimas, el micrófono y una mente rápida definieron el futuro de los mejores raperos de España y América Latina, cuando el local Aczino se llevó las ovaciones en la Arena México.

"Es una lástima que no pude estar con él, luego de tantas veces que lo acompañé, pero tenía este compromiso. Miguel Cotto es un tipo que batalló contra un montón de cosas. No solo con peleas arriba del ring, también las críticas que nacieron porque venía detrás de Tito Trinidad, que era un demoledor y como que todo el tiempo hubo una comparación. Tito era un tipo que traía la alegría.

Todo el mundo lo admiraba, contrario a Cotto que él tiene la alegría, pero se enfoca en su boxeo, es un tipo mucho más privado. Miguel batalló contra eso y fue un guerrero", asegura el cantautor que, dice, se identifica con Junito Cotto, puesto que nunca se dejó vencer, a pesar de tener las circunstacias en contra, lo que ocasionó que aprendiera a luchar en contra los retos que ofrece la vida en la isla.

René, que en muchas ocasiones acompañó al boricua al ring aseguró que a pesar de que Cotto terminó retirándose con una derrota polémica ante el neoyorkino Sadam Ali, su compatriota fue astuto negociante y se movió bien en el deporte, aunque a veces las tarjetas no lo favorecieron.

"Pienso que hay peleas que si hacían la revancha no las perdía. Que sus derrotas fueron con grandes y por cosas mínimas se quedó. Sus triunfos también fueron con grandes... todo un ejemplo para las generaciones que vienen", dijo el artista con mayor número de nominaciones al Latin Grammy 2017.

Para Residente, el que se retire el mayor exponente del boxeo boricua del momento no es motivo de preocupación, pues sabe que si apoyan a las nuevas generaciones será cuestión de tiempo para que salga el siguiente gran ídolo de los puertorriqueños.

Justo por esa razón aceptó involucrarse en Red Bull Batalla de Gallos, pues desde su trinchera – las artes – quiere apoyar a los chicos que vienen empujando en busca de una oportunidad tal y como él tuvo que abrirse un espacio.

"Estoy seguro que pronto algún chico reclamará el lugar que tiene Cotto, pues siempre llega un sucesor, sé que yo tengo que colaborar para que nuevas figuras del rap salgan adelante. Hay muchos chicos con muchísimo talento y que están dispuestos a hacer buen arte.

Cuando habló de la final de la Batalla de Gallos, el frontman de Calle 13 explicó que "nunca había estado en una batalla así", aunque conoce el trabajo de algunos de los finalistas. "Vine a apoyar, más que a ser un juez", explicó.

En el duelo final, el mexicano Azcino venció al argentino WOS, y el tercer lugar fue para el español Arkano, quien venció a su vez al dominicano Yenky One en un ambiente que mezcló el rap con la tradición de la lucha libre.

Al ser cuestionado sobre cómo define su estilo, Residente es tajante: "lo que hago es música y arte con un concepto. Represento, documento lo que vivo. La herramienta que uso es el rap para contar historias, pero no sé si ser rapero me define completamente. Creo que soy varias cosas y esa es mi propuesta. Algo visual, con una puesta en escena y lo que digo en la tarima. Hay un movimiento social que me acompaña y convierte lo que hago en algo más y no sé si eso tenga nombre", finalizó.