No quedó satisfecho

Julio César Chavez Jr. calificó su pelea de este sábado; casi se fractura la mano, pero no pasó de una inflamación. 


Julio César Chávez Junior
Julio César Chávez Junior (La Afición )

El Paso, Texas

Sin fractura en la mano, pero con los ligamentos inflamados, el ex campeón mundial Julio César Chávez Jr. calificó su actuación de sábado por la noche como “buena” pero subrayó que aún queda un largo trecho por recorrer para volver a reconquistar la corona mundial.

El sábado por la noche en El Paso, Texas, el Julio Jr dio cuenta por decisión unánime del chihuahuense Marco Reyes, en un duelo en el que cedió terreno propiciando que se  apretaran las puntuaciones sin necesidad alguna.

“Me sentí muy bien los primeros rounds, pero me lastimé la mano por ahí del cuarto round. Yo creí que lo iba a noquear pero me empezó a doler muy fuerte. Ya después me dio un cabezazo y me cortó”, describió en entrevista post pelea a La afición el peleador que mejoró su foja a 49-2-1.

Chávez, quien para este compromiso sumó a su esquina al entrenador mexicoamericano Robert García, insistió en su mayor calidad boxística sobre Reyes por lo que ofreció, de manera inmediata, la posibilidad de darle una revancha si El Dorado así lo desea.

“La verdad era un rival para noquearlo, pero hay cosas que suceden arriba del ring que no está uno listo para ellas”, admitió. “Saben que tengo mayor calidad boxística, más fortaleza. Soy mejor que él por eso hablé de revancha, lo puedo noquear cuando quiera y eso lo demostré en los primeros cuatro rounds, cuando mostré el Julio de antes”, dijo.

Julio, al igual que Robert García coincidieron en que aún falta trabajo por hacer en el gimnasio que le permita lucir arriba del ring, pues saben que algunos errores cometidos complicaron el panorama de manera innecesaria.

“Claro que falta trabajo. Lo dije antes y lo repito ahora. A mi me gustarían tres o cuatro peleas más para que se pueda ver realmente el potencial que tiene Julio. Esta pelea fue complicada, pero se supo resolver”, complementó García.

El hijo del ex campeón mundial señaló que está comprometido con el trabajo y buscará otra pelea antes de cerrar el año para mantener el ritmo.

Julio César Chávez González no se vio muy complacido por el resultado de su hijo y al final de la contienda sólo declaró que la actuación fue “buena, a secas”.

Acusa parcialidad del duelo.

Para Marco Reyes la derrota sufrida ante Julio César Chávez le dejó un regusto no del todo amargo, pues aseguró que para ser un peso mucho más pequeño que el ex campeón mundial mexicano demostró que fue superior al aportar mucho más emoción a la pelea.

“Estoy satisfecho porque hice mi trabajo. Demostré que tengo una gran calidad como boxeador a pesar de la gran diferencia de pesos, pues fue un peso medio contra un semicompleto, le dimos una cátedra de boxeo a Chávez Jr.”, aseguró el chihuahuense de 27 años.

A pesar de que mencionó la palabra injusticia, El Dorado Reyes – al igual que su entrenado Ignacio Beristain – expresaron su enojo por el resultado, pero aún así aseguraron no apelará la decisión de los jueces:

“Estaba contra todo, contra los oficiales, el peso, contra la dinastía Chávez y aún así di una gran pelea. Me siento satisfecho con mi trabajo pues puse en evidencia las carencias de Julio. La gente vio quién ganó y con eso me basta”, finalizó.