Ya presume su cinturón

El haitiano Bermaine Stiverne, junto a su promotor Don King, visitóla Ciudad de México para recoger el cinturón de los pesos completos

Don King, Bermane Stiverne y Mauricio Sulaimán
Don King, Bermane Stiverne y Mauricio Sulaimán

Ciudad de México

Luego de tres años de espera y dos eliminatorias mundialistas, Bermane Stiverne ya tiene en sus manos el cinturón que avala la victoria histórica que obtuvo en mayo pasado. Y ayer fue recibido por el presidente del Consejo Mundial Boxeo, Mauricio Sulaimán, quien le entregó la diadema.

A la ceremonia asistieron Carlos Padilla Becerra, titular del Comité Olímpico Mexicano;

Jesús Mena, presidente de la Comisión de Cultura Física y Deporte, además del ex comisionado nacional de seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.

"Es un gran honor, este cinturón lo han tenido grandes campeones a los que quiero emular, quiero dar lo mejor de mí fuera y dentro del ring. Es un gran compromiso y estoy listo para defenderlo cuando sea", dijo el boxeador apodado B. Ware, quien en el terreno profesional tiene marca de 24 triunfos, 21 por la vía corta, un descalabro y un empate.

Stiverne logró adueñarse de la diadema de la máxima categoría al sorprender con nocaut técnico en seis rounds al pelador mexicoamericano Chris Arreola, en Los Ángeles, California.

"Quiero ser uno de los mejores exponentes, enfrentar a los más complicados, pelear ante Wladimir Klitschko y arrebatarle el resto de las coronas, son muchos los planes y por eso estoy trabajando en el gimnasio para cumplir ese sueño", agregó el peleador que tendrá que enfrentar al estadunidense Deontay Wilder, primer clasificado de la división.

En compañía del extravagante Don King, Bermane recibió de manos de Sulaimán la nueva versión del cinturón verde y oro que tiene cerámicas con los rostros de leyendas de la división, como Muhammad Ali, Mike Tyson, Lennox Lewis, así como del ex presidente del organismo José Sulaimán.

"México es como mi casa y por eso me gustaría traer de nueva cuenta una pelea de título mundial de pesos completos", declaró el promotor. "Este año se cumplen 40 años de Rumble in the Jungle y queremos hacer una gran celebración, pero aún no lo planeamos".

Camille Estephan, mánager del boxeador, pronosticó que Stiverne tendrá por varios años la hegemonía en su división como lo hizo Vitali Klitschko.