Valdez, listo para todo

El campeón mundial mexicano no subestima a Hiroshigue Osawa y está preparado a conciencia para evitar cualquier sorpresa el 5 de noviembre

Óscar Valdéz entrenando en Hermosillo
Óscar Valdéz entrenando en Hermosillo (Carlos Contreras Legaspi)

Ciudad de México

Oscar Valdez no está dispuesto a dejar en una noche todos los años de trabajo que le costó convertirse en monarca mundial. Por eso, bajo las órdenes de su entrenador Manny Rodríguez, se prepara a tambor batiente en California en busca de mantener a su lado la faja pluma de la Organización Mundial de Boxeo.

El cinco de noviembre, dentro de la cartelera de regreso de Manny Pacquiao, el campeón mundial sonorense estrenará la diadema que conquistó en julio al noquear al argentino Matías Rueda. Solo que esta vez su rival viajará desde Japón con miras a echarle a perder la primera exposición de la corona OMB.

“Estoy emocionado, pues es una gran oportunidad tener una ventana como Pacquiao. Esta pelea es un gran compromiso para mí, no siento presión tal cual, pero sí siento ese compromiso conmigo mismo porque quiero mantenerme campeón. Me costó mucho trabajo llegar aquí y pues no lo quiero dejar ir tan fácil. Me costó tanto que lo defenderé con todo lo que tengo y por eso mi concentración fue la de un peleador que aún no es campeón y tiene mucha hambre”, reconoció Valdez Fierro, quien esa noche además del campeonato pondrá sobre la línea su récord invicto que mantiene en 20-0 con 18 KO´s.

 Aunque le gustaría mantener la racha de nocaut vigente, pues a la fecha ha terminado antes del límite ocho de sus 10 salidas, Óscar asegura que el tipo de preparación que está realizando da para recorrer más de 12 rounds. “Estoy muy satisfecho con el trabajo. Ha sido un campamento muy completo, sin distracciones. La mantuvimos con la mentalidad de siempre, trabajar muy duro, pues mi rival no es fácil. Sé que no se conoce mucho de él, pero es porque hizo toda su carrera en Japón, pero para mí no hay rival fácil. No me dejo llevar por lo que la gente me dice, piensan que Osawa no se merece la oportunidad, pero por algo es número uno y sé lo que cuesta llegar ahí. Se merece la oportunidad y también merece encontrar mi mejor versión”, explicó el campeón, quien también representó a México en dos ciclos olímpicos.

Valdez va por la primera defensa del título y aunque el año está por terminar, aseguró que buscará que el 2017 sea muy activo, pues tiene en mente -más allá de experimentar en otros pesos - lograr lo que solo tres boxeadores han conseguido: convertirse en dueño de los cinturones de los cuatro principales organismos internacionales.

“No me adelanto, pues voy contra el número uno del ranking, pero también tengo que ver a futuro y obviamente me encantaría quedarme a limpiar la división. Tengo los recursos y el enfoque para mantenerme aquí y esa será mi meta. De nada me sirve ganar un campeonato y brincar de inmediato. Quiero demostrar quién y cómo soy”, reveló.

El monarca de 25 años de edad adelantó que cerrará su campo de entrenamiento en California, una semana antes de su cita con el japonés Osawa y después se trasladará a Las Vegas para sostener la última semana de promoción de su duelo. “Ya quiero que llegue el día, hemos trabajado mucho y quiero demostrar. Esa noche tendré una pelea dura y sé que tanto Osawa como yo queremos dar pelea. Es nuestra oportunidad y yo defenderé con todo mi sueño, pues desde hace mucho soñé con ser campeón y enfrentar a los más duros”, finalizó.