Óscar Valdez elige el camino difícil

El pugilista mexicano tuvo un año redondo, pero sabe que para llegar a la meta aún falta mucho por recorrer, por eso analiza su entorno en búsqueda de las mejores opciones para conseguirla

Óscar Valdez en conferencia de Prensa.
Óscar Valdez en conferencia de Prensa. (Mexsport)

Ciudad de México

El camino más sencillo para ser figura es enfrentar a los mejores, por eso el joven campeón mexicano Óscar Valdez tiene una lista de rivales a los que quiere enfrentar, aunque no a todos el año que viene, porque sabe de las limitantes de promoción, en un futuro cercano que le permitan exponer sus habilidades y demostrar.

Los ingleses Lee Selby y Carl Frampton, el estadunidense Gary Russell, el ucraniano Vasyl Lomachenko o el mexicano Leo Santa Cruz están entre los nombres que más llaman su atención, pero sin duda el de Europa del Este tiene un lugar especial: "Aunque creo que terminaré enfrentando al ganador de Frampton y Santa Cruz, me encantaría volver a pelear con Lomachenko, es un rival como ningún otro.

En el gimnasio puedo encontrar compañeros para practicar que tengan un estilo parecido al de Leo, Ábner Mares, Selby, pero no como Vasyl, ha crecido demasiado desde que debutó y ha demostrado ser el mejor de la división, por eso quiero volverlo a enfrentar", reconoció a La Afición Valdez Fierro, el monarca con mayor acción en el año y que logró sacar las tres peleas que encaró con nocauts.

El sonorense de 25 años arrancó el año sorprendiendo al ex campeón mundial ruso Evgeny Gradovich por la vía rápida en cuatro rounds, y tan solo tres meses después venció al invicto argentino Matías Rueda para convertirse en nuevo campeón mundial.

Para cerrar el año, Valdez dio cuenta de su retador mandatorio, el japonés Hiroshige Osawa, hace un mes. "Estoy viviendo mi sueño, el que me impulsó a entrar al boxeo, en verdad, desde chiquito pensaba ir caminando al ring como campeón, que la gente se me acercara y me pidiera fotos, estoy viviendo el día a día, disfrutándolo mucho.

Vivo cosas que jamás había imaginado, es lo mejor, pero eso sí, con los pies en la tierra", explicó el joven que vio cómo cambió su vida "como pasa en las películas", dijo.

Ahora con la atención sobre sus pasos, Valdez sabe que no se debe descuidar un solo momento, porque un movimiento en falso le puede costar lo que tardó más de una década en lograr, por eso para las fiestas navideñas pretende mantenerse enfocado en el trabajo para que si a principios de año le notifican sobre su siguiente duelo, no le cueste trabajo volver a tomar el carril.

"En estas fechas y con mi entorno es muy fácil sentarme solo a disfrutar, pero no lo haré, sé que detrás de mí hay muchos que quieren mi posición, pero no he terminado con mi sueño, quiero unificar, el título mundial del Consejo Mundial de Boxeo, pelear con Gary Russell", explicó.

—Ya diste cuenta de Osawa y los nombres que tenías en mente para seguir escalando parece ser que están del otro lado, ¿qué harás si no llegan esas peleas?

—No sé qué pensar, me mantengo entrenando y esperando a quien se deje, hay muchos boxeadores a los que puedo enfrentar, pero todos están con otras promotoras, como Al Haymon, incluso Golden Boy que está haciendo boxeo, con Bob Arum no tiene los rivales que quiero.

Está Joseph Díaz, pero siento que aún le falta para disputar un título, si le llegó a ganar a alguien como a Jo Jo no me darán el crédito que busco, así que por eso busco a los boxeadores grandes, nombres importantes que son combates interesantes y que sé que a la gente le gustará, sé que las cosas poco a poco tomarán su lugar y llegarán, mientras yo los estaré esperando", concluyó el campeón mexicano, quien espera un 2017 con acción.