Entrenadores de Chávez Jr, satisfechos

'Nacho' Beristáin y 'Memo' Heredia ponen a punto a Julio César para su pelea del próximo 6 de mayo en Las Vegas.

Temoaya, Estado de México

La parte física y la estrategia van sobre ruedas. Luego de un mes de trabajo en el Centro Ceremonial Otomí, 'Nacho' Beristáin y 'Memo' Heredia se mantienen como la dupla que ha permitido a Julio César Chávez Jr. cambiar su apariencia.

"Ya me regresó el alma al cuerpo. Julio está entregado a hacer lo que tiene que hacer. Se ve cada vez mejor y se nota. Eso me tiene muy contento", dijo en entrevista con La Afición el entrenador y miembro del Salón de la Fama.

Aún con 8 libras por rebajar para alcanzar el límite en el que se pactó el duelo, hay confianza, pues Heredia asegura que han seguido al pie de la letra el programa que le permitirá seguir bajando gradualmente.

"Aún hay un porcentaje de agua alto. Jugaremos con esas 7 u 8 libras de agua que tiene. No es lo mismo bajar 30 - 40 libras en un mes, ahora ya no hay la misma cantidad de grasa. El bajar poco a poco le permitirá llegar rápido y fuerte con buena condición física, la base que sustentará lo que le pida Nacho", explicó Heredia.

En el terreno técnico, Beristáin explicó que han hecho cambios importantes, pues además de que recuperaron el jab como elemento, ahora usa mucho más la cintura.

"Creo que se va a divertir un poco 'El Pecas' (Saúl Álvarez) con él. Hemos trabajado mucha cintura y, aunque el jab no será determinante, sí será molesto. Si todo camina bien, por ahí del quinto (round) se la vamos a hacer de jamón", adelantó el veracruzano.

Para el entrenador y preparador físico, la valentía que muestra al subir al ring será clave, pero la diferencia es que será respaldada por la estamina que le permita aguantar la presión y una estrategia.

"La motivación es alta, por eso está entrenando de una manera sorprendente. El Otomí no es nada agradable, pero sin duda está trayendo un beneficio que bien lo vale", finalizó el preparador mexicano.