La mejor carta de presentación

Mikey García no tardó en recobrar el ritmo, y ahora buscará demostrar que llega para dominar su división

Mikey García peleando en Las Vegas
Mikey García peleando en Las Vegas (AP)

Ciudad de México

Mikey García jamás esperó que esos golpes depositarían al montenegrino Dejan Zlaticanin, el primer campeón mundial de su país, en la lona y no se volvería a levantar. Al fin y al cabo, recién había empezado la pelea.

Así, con dos potentes derechas (un upper y un gancho) en el tercer round, volvió a recuperar la calidad de campeón, luego de casi tres años de espera.

Mientras que un desmadejado Zlaticanin veía las lámparas arriba del ring, sin saber lo que había pasado.

"Noquearlo así no era el plan, no lo llevaba en mente, pero se dio la oportunidad y la tomé, conecté una buena mano que me gustó, porque todo el mundo pudo darse cuenta de que estoy aquí, que estoy para que me tomen en serio, sobre todo, en una división tan competida como en la que estoy", dijo el ahora monarca absoluto de peso ligero del CMB, a 12 días de esetriunfo por la vía rápida, que puede ser nominado al premio al Nocaut del Año.

La meta que tiene Mikey es clara: quiere ser considerado el mejor y sabe que para lograrlo debe ir por los nombres más grandes, que incluyen al venezolano Jorge Linares, al inglés Terry Flanagan y el estadunidense Robert Easter Jr. , y si todos esos nombres se dan, está dispuesto a pelear.

“Quiero que cuando se hable de los ligeros digan que soy el rey, que soy el indiscutido, pero para lograrlo, tengo y quiero enfrentar a los mejores, si no puedo conseguir a todos este año, al menos a uno”, afirmó, no sin antes destacar que su objetivo no está en repetir una situación parecida a la del ex campeón Francisco Vargas.

“A diferencia de boxeadores como El Bandido Vargas soy un peleador más inteligente, menos frontal, mi estilo de pelea es diferente, El Bandido pelea con valor y corazón, pero no tiene la técnica para boxear y defenderse. Tomo mi peleas con más defensa, diseño mi plan con base en tomar el menor riesgo posible”, señaló.

Aunque en las divisiones cercanas hay peleadores que le llaman la atención, como Terence Crawford o Vasyl Lomachenko, García no está seguro de si se darán los combates con ellos o no, porque ellos pertenecen a su ex promotora, con la que sostuvo el pleito legal por el que estuvo alejado del boxeo.

“No sé si ellos estén de acuerdo en trabajar conmigo de nue- vo, nadie ha mencionando mi nombre, ni para Crawford ni para Lomachenko, pero que me gustaría enfrentarlos es un hecho. No quito la posibilidad de subir de división, pero por ahora estoy cómodo aquí, si llego a subir, sería por estar cómodo y no por seguir a alguien”, dijo el peleador invicto, quien mantiene su foja en 36-0 con 30 nocauts.

PERMANECERÁ LIBRE

Desde que regresó a los encorda- dos, Mikey García no ha querido formalizar una relación con ningún promotor, prefiere tra- bajar por su cuenta, aunque le
gustó la manera de trabajar de Richard Schaefer.

“Las dos peleas pasadas fui agente libre y trabajé bien, estas semana planeo reunirme de nuevo con todos y discutir la posible relación que pueda surgir, pero si no me conviene no lo haré y seguiré trabajando como independiente”, finalizó el púgil, quien consideraría la posibilidad de volver a firmar con alguien si las condiciones
son las adecuadas.