Amarga despedida del boxeo para Cotto

El pugilista puertorriqueño terminó su carrera con una derrota en Nueva York. Hay nuevo campeón superwelter, Sadam Ali.

Miguel Ángel Cotto pierde en su última pelea profesional
Miguel Ángel Cotto pierde en su última pelea profesional (AFP)

Ciudad de México

No fue lo que esperaba Miguel Ángel Cotto, luego de 16 años lo único que quería era decir adiós como campeón y con un último triunfo, pero el neoyorkino Sadam Ali truncó sus planes.

La noche del sábado en el Madison Square Garden, Cotto subió al ring como monarca superwelter de la Organización Mundial de Boxeo y bajó derrotado con tarjetas de 115-113, 116-112 y 115-113, detallando que fue una lesión lo que le impidió cumplir su cometido.

"Mi mano izquierda se lastimó y mi bíceps se resintió desde el round 7, pero no hay excusas, Sadam ganó. No le quito mérito", dijo Miguel al bajar del cuadrilátero en donde selló su récord en 41-6 con 33 nocauts.

Miguel inició dando clase de boxeo, pero en el segundo episodio se encontró con un bombazo de derecha de Ali que lo puso en piernas tambaleantes. Luego de rearmarse y culminar el round, Cotto logró entrar al tercer round con un nuevo plan que mantuvo hasta el quinto episodio en donde logró poner en aprietos en varias ocasiones al joven peleador.

Del octavo episodio en adelante, Cotto volvió a cambiar la estrategia y cedió terreno a voluntad no tirando tantos golpes como debiera y basándose en un boxeo mucho más defensivo, dejando la iniciativa al peleador local que quería recuperar el terreno que perdió en su primer intento mundialista en el que fue vencido por nocaut técnico.

Al cierre del encuentro, Ali decidió ser mucho más defensivo y dejó en el aire los embates de Cotto, quien no dejó de tirar golpes a pesar de la lesión que hizo brincar su bíceps y que le impidió usar la mano izquierda tanto como él quería.

"No tengo palabras, sabía que tenía que ser perfecto para vencer a un gran campeón como Miguel Cotto", declaró el nuevo campeón mundial quien sumó a su récord a un legendario y lo dejó en 26-1 con 14 KOs.

En la pelea preestelar de la noche, el mexicano Rey Vargas mantuvo por segunda ocasión la corona mundial supergallo del Consejo Mundial de Boxeo al dar cuenta del colombiano Oscar Negrete.

En un duelo de invictos el mexicano logró sacar a flote la victoria gracias a su inteligencia arriba del ring con la que combinó su ventaja de estatura (15 centímetros) a pesar de que la fiereza de Negrete lo tuvo en dos ocasiones contra las cuerdas y dos cortes pusieron en riesgo el desenlace del duelo, Vargas aguantó los embates para terminar recorriendo toda la vía y así sumar la victoria número 31 en el terreno profesional.

Vargas inició metiendo golpes rectos que mantuvieron alejado por varios rounds al colombiano, pero el cansancio hizo que la distancia entre ambos disminuyera y Negrete colocara con mayor facilidad sus golpes.

Todo cambió para el noveno round, cuando Vargas metió un golpe con la derecha que cimbró hasta la raíz a Negrete y le quitó todo el impulso dejando de tirar tantos golpes y terminando de ceder el terreno.

Al final los jueces dieron amplias tarjetas de 119-109, 119-109 y 120-108 para el mexicano quien mantuvo su invicto y conservó el fajín que conquistó en este año en Inglaterra.

En duelo por la vacante minimosca de la Organización Mundial de Boxeo, el mexicano Juan Alejo cayó ante el boricua Ángel Acosta por nocaut efectivo en 10 asaltos.

El de Monterrey, Nuevo León, no desistió en su deseo de triunfo, pero se encontró con los potentes embates del isleño que al final terminó imponiendo su fortaleza.

Alejo sumó su quinta derrota en el terreno profesional.