A 'Micky' Román, la victoria le supo a gloria

Por años Miguel Román batalló para encontrar la pelea que sacará brillo a su potencial ahora con una victoria ante Orlando Salido siente que valió la pena la espera

Micky Román tras derrotar a Siri Salido
Micky Román tras derrotar a Siri Salido (Imago7)

Las Vegas

Por más que lo intentó, Miguel Román no pudo evitar que se le quebrara la voz. Había logrado la victoria de su carrera y hasta el hecho de que su actuación provocara el retiro de su rival del boxeo, para él lució pequeño contrastándolo con lo mucho que este triunfo cambiaría el resto de su carrera.

“Nadie lo sabía, pero cuando firme la pelea pensé que si esta no la ganaba me iba a retirar , dijo el peleador que este sábado consiguió noquear a Orlando Salido luego de haberlo mando tres veces a la lona en su primer estelar en Las Vegas.

Tratando de controlar todas las emociones, Román reconoció en Salido un rival de primer nivel que le dio una pelea dramática y complicada pero muy satisfactoria.

“Me agarró el primer round con un volado que no vi y sentí que todo se venía encima. Me tuve que agarrar de él y soportar. Gracias a la preparación que tuvimos salió todo adelante. Pega bien duro”, dijo Mikey, quien con el triunfo sobre el Siri Salido mejoró su foja a 58-12 con 45 KOs.

Román explicó que la base para el triunfo fue no dejarse intimidar por la presión que el ex campeón mundial ejerció sobre él y colocando un buen trabajo en zonas blandas que a la larga le permitió irlo minando hasta que llegó el desenlace en el noveno round.

“Orlando mostró un gran corazón ahí en el ring. He tenido peleas duras, pero sin duda la que más me ha dejado hasta ahora es Salido, aprendí mucho de esta pelea y sin duda se retira en grande, es un guerrero al que admiro mucho”, abundó el peleador de Ciudad Juárez.

Un triunfo en este compromiso pondría al ganador un paso más cerca de la disputa del título súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo, que se encuentra en manos del yucateco Miguel Berchelt, quien estuvo presente en la arena observando la guerra que sostuvieron en la estelar, pero también atento al resultado del mexiquense Francisco Vargas.

“Obviamente quiero a los mejores. Por fin tuve un lugar en donde mostrar todo mi potencial y quiero a Lomachenko, Berchelt, cualquier campeón que esté dispuesto a arriesgar, pues de eso se trata”, dijo Román, quien aseguró que por ahora disfrutará de este triunfo descansando en familia, con la firme intención de que en el 2018 pueda disputar los duelos con los que siempre soñó y que ahora se ganó la oportunidad de reclamar.

Antes de poder ir al lado de su familia y promotores a festejar, Román detalló que lo que buscará será volver lo antes posible para conservar el ritmo y poder dejar en el pasado la derrota que sufrió enero ante el japonés Takashi Miura.