Sulaimán busca un pugilismo libre de dopaje

El CMB ratificó al programa “Boxeo limpio” como su estandarte para 2017, aunque ello signifique encarar situaciones complicadas; “es un gran reto”.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo
Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (Imago7)

Ciudad de México

“Sabíamos en lo que nos estábamos metiendo cuando decidimos arrancar el programa ‘Boxeo limpio’, pero ya cuando lo vives es como cuando vas a un Super Bowl por primera vez. Sabes a lo que vas, pero ya cuando estás allá adentro es emocionante; es un gran reto, es difícil”, calificó Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, acerca del proceso que ha tenido este programa antidoping que en 2016 tuvo un costo aproximado de 200 mil dólares, tan solo por las pruebas que se les realizó a los primeros 15 clasificados de cada una de sus divisiones.

A poco menos de un año de haberlo arrancado, la sociedad que tienen con la Asociación Voluntaria de Antidopaje, el presidente del organismo con sede en México reconoce que tiene pavor cada que suena su teléfono y del otro lado de la línea está la doctora Margaret Goodman, de la VADA.

“Me pongo a temblar. La última vez que pasó me avisaron a 20 horas de la pelea que Alexander Povetkin dio positivo por segunda vez y, pues, hay más que amarrarse los pantalones y cancelamos la pelea. Allá en Rusia la comisión dejó que peleara de todos modos, pero era algo que nosotros no podíamos evitar".

Sulaimán Saldívar, quien recientemente fue electo por primera vez presidente del CMB, aseguró que mantener el programa es complicado, pues requiere de una cantidad muy grande de recursos, por lo que en un futuro buscarán hacerlo autosustentable.

“Tenemos un presupuesto determinado para cada mes y además algunas partidas adicionales. Por ejemplo el webinar para los boxeadores costó 40 mil dólares. El año pasado se invirtieron casi 200 mil dólares en pruebas antidopaje. Hablamos de una cantidad muy fuerte de dinero y por eso será necesario buscar fondos para mantenerlo”, explicó.

—De alguna manera, ¿ustedes pensaron que sería así de complicado? Vaya, una cosa es cachar a aquellos que hacen trampa y otra que por ignorancia den positivo...

—Eso es un problema de verdad muy grande, un reto complicado que es ineludible. Es necesario que tengamos un proceso de justicia porque hay mucha ignorancia y por ende muchas injusticias. Por eso hemos mantenido una línea perfectamente clara de que cada caso es independiente. Hemos tenido varias situaciones donde las investigaciones arrojan errores y por eso se tiene que ver el problema uno por uno para evitar injusticias.

A pesar de que podrían existir demandas en el futuro por señalar que cada caso es independiente y puede o no ser sancionado el peleador que de positivo, Sulaimán aseguró que están preparados para ese tipo de situaciones:

“No nos podemos espantar con las demandas, mientras hagamos las cosas conforme al reglamento y protocolo no hay que temer. Es complicado, si. Cuesta mucho dinero, también, y es muy desgastante, sobre todo si la demanda es en Estados Unidos. Pero estoy seguro de que estamos haciendo lo correcto, pues muchos peleadores no lo hacen de manera intencional y queremos ser justos", finalizó.