Pacquiao y la falta de retos en su carrera

Aunque los mejores del mundo tendrán retos complicados, Manny ya quedó lejos


Manny Pacquiao
Manny Pacquiao (AP)

Ciudad de México

Manny Pacquiao decidió tomar una de las apuestas más peligrosas, porque el australiano Jeff Horn podría convertirse en uno de los rivales más sencillos de su carrera, o en el joven villano que ponga en tela de juicio si el filipino debe permanecer activo en el boxeo.

Pacquiao decidió sorprender con el anuncio que en lugar de enfrentarse a Terence Crawford, Vasyl Lomachenko, o algún otro de primera línea, para el 2 de julio, decidió cerrar la pelea con un ex profesor de escuela que es campeón intercontinental, sin abandonar Australia.

Mientras tanto, el kazajo Gennady Golovkin se midió al peligroso estadunidense Daniel Jacobs, Andre Ward pactó la revancha con el ruso Sergey Kovalev; el mexicano Saúl Canelo Álvarez enfrentará a su compatriota Julio César Chávez Jr., y Danny García y Román González cedieron su invicto en peleas con Keith Thurman y Sor Rungvisai.

Pacquiao, con la experiencia acumulada en 67 encuentros hará frente a un boxeador del que no sabía que existía hasta que se lo ofrecieron como rival y que es nueve años más joven y con apenas 17 peleas.

Pero, ¿qué llevó a Pacquiao a inclinarse por Horn? Como senador filipino, el monarca welter de la Organización Mundial de Boxeo tiene que enfocar su regreso al cuadrilátero en los descansos de sus labores políticas, por lo que luego de intentar por todos los medios cerrar un duelo ante Amir Khan, que al final resultó imposible, porque las ofertas por más de 30 millones de dólares fueron falsas, el tiempo se le agotó. Eso lo obligó a cerrar un combate que él mismo calificó en un principio como un duelo sin sentido, con tal de evitar acumular más inactividad.

La última ocasión en la que PacMan subió a un encordado fue en noviembre en un duelo en el que venció por decisión unánime al californiano Jessie Vargas.

Por lo que cuando suba al ring para medirse a Horn llegará con ocho meses sin hacerlo.

El plan para el equipo del filipino es despachar lo más pronto posible al australiano, para enfocarse de lleno en concretar el duelo ante Amir Khan.

Para Horn, dos del mundo, Pacquiao será la clave para despuntar, el peleador apodado Hornet (Avispón) aseguró que desde hace años busca la entrada a la élite del boxeo y un triunfo será la oportunidad para darse a conocer, y de paso coronarse en su primer intento.

Con la ventaja de ser local, Jeff aseguró que no mostrará respeto por el peleador que ha conquistado seis divisiones y destacó que si antes lo han noqueado, en Australia podría volver a caer.

“Sé que tengo el poder para lastimar a Manny, tengo un golpeo fuerte que me puede dar la oportunidad de traer el título a Australia, Pacquiao tiene carencias en su defensa y puede ser golpeado y lastimado”, sentenció el peleador.

En una carrera de cuatro años, como profesional, Horn solo ha enfrentado a tres rivales que superan la barrera de 30 peleas, con Ali Funeka como el peleador de mayor renombre en su récord.