Magdaleno cortó las alas a Donaire

El mexicano no mostró respeto sobre el filipino y por decisión unánime Jessie es el nuevo campeón supergallo de la OMB

Jessie Magdaleno, nuevo campeón supergallo de la OMB
Jessie Magdaleno, nuevo campeón supergallo de la OMB (AP)

Las Vegas

El peleador mexicano Jessie Magdaleno no demostró respeto alguno por el campeón filipino Nonito Donaire y en una pelea de tu a tu le arrebató por decisión unánime la corona mundial supergallo de la Organización Mundial de Boxeo.

El nativo de California subió convencido de que "joven león" podría derrotar al "viejo dragrón" y con potentes volados y velocidad logró quitarle todo el impulso al filipino de 33 años que por un tiempo sembró terror en su división a base de peleas de mucha velocidad y astucia.

"He trabajado tan fuerte para todo esto que no puedo creerlo y no puedo creer que sea ante Donaire. En serio que no tengo palabras para describir este sentimiento. Son muchos años de esfuerzo en una noche perfecta", declaró el hijo de mexicanos que nació en California.

El pupilo de Manny Robles, también entrenador de Óscar Valdez, mantuvo la calma durante toda la pelea y a pesar de los embates llenos de ira y velocidad logró resolver el crucigrama que le puso enfrente el experimentado multicampeón filipino.

"Perder la pelea jamás paso por mi cabeza. Yo pensé que la tenía controlada. Creo que ganamos la pelea, incluso Magdaleno se acercó a mi y me felicitó por una gran pelea", dijo el confundido Donaire, quien tuvo complicaciones para controlar la izquierda del joven peleador invicto.

Donaire buscó meter sus mejores golpes, e incluso logró un corte importante en la ceja izquierda del mexicoamericano, pero no pudo hacer nada para sumar puntos en las tarjetas de los jueces que terminaron con puntuaciones de 116-112, 116-112 y115-110.

Donaire en la primera parte del duelo metía potentes combinaciones a velocidad pero en cuanto terminaba la respuesta del mexicoamericano era implacable y muy exacta, sin desperdiciar golpes que pudieran hacer daño.

Armado de paciencia, Magdaleno se las ingenió para capotear los más duros embates del tagalo y de paso encontró el momento indicado para meter laizquierda que tanto daño hizo a Filipino Flash, quien terminó con los pómulos muy enrojecidos e hinchados.

Este descalabro es un gran golpe a la carrera de Donaire, quien esperaba una victoria que lo catapultara de vuelta a lo mejor del boxeo luego de sortear algunos problemas familiares. Ahora tendrá que empezar de cero y con la edad en contra.

"Esta es sin duda la pelea de mi vida y la gané. Estoy muy feliz de haber logrado y ahora atesoraré este cinturón como nadie", dijo el emocionado mexicoamericano antes de bajar del ring

Con esta victoria, Magdaleno mantuvo su récord invicto y lo mejoró a 25-0 con 17 nocauts; mientras que Donaire sumó su cuarto descalabro en el profesionalismo.