El peso de ser Chávez

Julio César Jr. tiene en su esquina a la leyenda del boxeo mexicano, pura experiencia y presión a la vez que ha sabido manejar en su carrera, comentó su tío Rodolfo Chávez.

Chávez Jr. está listo
Chávez Jr. está listo (Santiago Chaparro )

Temoaya, Estado de México

La presión y las críticas es algo a lo que Julio César Chávez Jr. ya creó resistencia. Sabe que estarán ahí; pero, ¿qué pasa cuando los cuestionamientos vienen de su propio padre?

Rodolfo Chávez, tío y entrenador del Junior lo entiende, e incluso reveló que han hablado en varias ocasiones, para liberar presión.

"Al Junior le gusta que esté su papá. Es una persona importante en el equipo, pero Julio exige mucho. Quiere todo perfecto, es detallistas al máximo. Quiere golpes perfectos. Grita y manotea y ahí cuando le mete presión. Julio tiene que ser flexible, tiene que dejarlo que haga su trabajo. Julito hace las cosas bien", reveló Rodolfo, quien también acompañó a su hermano Julio desde que le ganara al Azabache, en 1984.

Acostumbrado a peleas de alto calibre, Rodolfo reconoce en este encuentro los ingredientes, pero ahora, con su sobrino hay otros elementos.

"La gente le exige y lo critican más, porque quieren ver a un Julio Cesar Chávez en El Junior y eso es imposible. Él lo sabe y lo asimila bien. Sabe lo que tiene que hacer", abundó.

Cuando habla de Julio Jr., a Rodolfo le cambia el semblante, su ángel guardián, y por eso decidió unirse a Beristáin y Heredia luego de una ausencia de 20 peleas en su esquina, en las que su sobrino estuvo experimentado y ahora ve cambios importantes que le permitirán a Julio César recobrar el lugar que ahora es de Canelo:

"La pelea llega en un buen momento para Julio, ellos se equivocaron. Canelo aprovechó el descuido de Julio para ganar el espacio, y no lo digo que sea malo o que no lo merezca, pero se aprovechó de la ausencia. Es un espacio que Julio le dejó al Canelo y ahora regresó por él", finalizó.