"Él me llevó a rehabilitación": Julio César Chávez

El más grande campeón mexicano, Julio César Chávez lamenta la muerte de José Sulaimán, presidente del CMB a quien describió como un miembro de su familia que siempre se preocupó por él

Ciudad de México

Es imposible pensar en los años gloriosos de campeones mexicanos como Humberto González, Ricardo López o Julio César Chávez sin ligarlos a la figura de José Sulaimán Chagnón, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo.

Para Chávez González, el púgil mexicano con mayor reconocimiento en el ámbito mundial, fue mucho más que el titular del organismo que le otorgaba los cinturones, “estoy triste, es un pérdida grande para su el boxeo mundial, para mí él era como parte de mi familia”.

Sulaimán siempre expresó su preocupación por la vide fuera del cuadrilátero del campeón mexicano y como lo explica el propio Chávez, “Una de las cosas que más recuerdo es que fue él uno de los primeros que me llevó a una clínica de rehabilitación… (hace una pausa) fui a verlo cuando estuvo en estado de coma y a la otra semana se hizo la operación de la vejiga y ya no pude verlo. Con su pérdida el boxeo mexicano va sufrir mucho”, confió a La Afición, con la voz entrecortada y cerca de las lágrimas.

Aunque su hijo, Mauricio Sulaimán, ha cubierto muchas de las funciones al frente del CMB, para Chávez no será cosa fácil llegar a los niveles de 'Don José', “Va a ser muy difícil que llenen sus zapatos. Hizo mucho por el boxeo, gracias a él los boxeadores tienen seguro y gracias a él se bajaron los rounds de 15 a 12. Yo quisiera que Mauricio Sulaimán se quedara en su lugar”, agregó el tres veces campeón mundial.