Juan Manuel Márquez abre su gimnasio en Atizapán

El ex campeón mexicano inauguró el Dynamite Boxing Center para invitar a los aficionados de este deporte a integrarse a esta disciplina

Ciudad de México

Juan Manuel Márquez colgó este año los guantes, luego de amasar una carrera que se extendió 24 años, pero dejar el boxeo, nunca.

El sábado 21 de octubre en Atizapán, el ex campeón abrió las puertas del Dynamite Boxing Center, donde no solo pretende aportar al boxeo, también a invitar a los fanáticos a que se integren a esta disciplina para lograr una vida saludable.

“Me da mucha emoción pensar en un gimnasio. Es un sueño hecho realidad. Ahora las cosas se alinearon para poder lograrlo y estoy feliz, era algo que quería hacer desde hace mucho tiempo y hasta ahora encontré la forma", dijo en entrevista con La Afición el ex peleador que dejó una marca de 56-7-1 con 40 nocauts.

Ahora como socio de un gimnasio de boxeo, Márquez pretende ayudar a desarrollar nuevas figuras del deporte, pues pretende que su gimnasio se convierta en un semillero.

“Obviamente, quiero que este gimnasio sea un lugar de donde salgan boxeadores de gran nivel. Hay calidad en México, son buenos los chicos, solo habrá que detectar el talento”, abundó.

A 11 semanas de anunciar su retiro, tras una pausa de tres años, Dinamita asegura que tomó la decisión correcta y aunque es difícil, no ha tenido ese sentimiento encontrado que obliga a los boxeadores en retiro a pensar en el qué hubiera pasado si se subiera una sola vez más al ring.

El peleador, que llegó a la cima del boxeo con el nocaut efectivo que le propinó al filipino Manny Pacquiao en 2012, aseguró que antes de anunciar su retiro recibió ofertas interesantes, pues fueron desde convertirse en rival del puertorriqueño Miguel Cotto hasta concretar la quinta pelea ante PacMan, incluso pasando por jóvenes talentos que pedían una oportunidad.

“Fueron muy tentadoras las ofertas en lo económico, claro que lo fueron. Pero ya di lo que tenía que dar, hice lo que tenía que hacer y no había razón para exponerme. Por eso, a pesar de que Cotto lucía muy bien para reaparecer, decidí decir adiós. Incluso platiqué con Miguel y ya estaba todo, pero le escribí para disculparme por la decisión de retirarme, pero él, como todo un caballero, me contestó que no me preocupara y me deseó lo mejor para esta nueva etapa de mi vida. Con todo el profesionalismo, él me deseó un feliz retiro”, finalizó Márquez, quien se quedó con un palmarés en el que acumuló los títulos pluma FIB y AMB, el superpluma CMB, el ligero AMB y OMB, así como el welter OMB.