Va por su revancha

Jessie Vargas es el candidato principal para el regreso de Manny Pacquiao en noviembre. Para él no podría haber llegado la oportunidad en mejor momento


Jessie Vargas
Jessie Vargas (Mexsport)

Las Vegas, Nevada

Ya sólo falta la confirmación del promotor para que el mexicano Jessie Vargas vea materializado el sueño de años: enfrentar al legendario Manny Paquiao, quien planea su regreso para noviembre en el Thomas and Mack Center de Las Vegas, Nevada.

El actual monarca welter de la Organización Mundial de Boxeo aseguró a La Afición que sólo falta esperar al ganador de Terence Crawford y Viktor Postol para que el senador filipino tome la decisión final.

“Desde niño, desde que perdió Erik Morales con Manny Pacquiao dije: “Yo voy a pelear con él cuando esté grande. Le voy a ganar y lo voy a noquear y ahora ya tan cerca de esa oportunidad me siento bien afortunado. El camino no ha sido fácil para llegar aquí”, dijo en entrevista con La afición.

El peleador de origen mexicano, nacido en Las Vegas, espera aprovechar la renuencia del equipo del multicampeón tágalo para enfrentarse a Terence Crawford o el hecho de que Adrien Broner siga sus problemas con la justicia para conseguir cerrar el duelo más importante de su carrera.

“Después de todo lo que pasó con (Timothy) Bradley y el camino de regreso y luego con lo de (Kell) Brook, gracias a Dios todavía las oportunidades son muy importantes y las posibilidades son muy grandes. Todo va muy bien, espero pasando este fin de semana todo salga bien y se asegure esa pelea”, explicó.

Desde su conquista del primer campeonato mundial a la fecha el camino de Vargas ha estado lleno de obstáculos, tras dos defensas del campeonato superligero de la Asociación Mundial de Boxeo un polémico resultado ante Tim Bradley le arrebató la posibilidad de conquistar la segunda división y perdió la calidad de invicto. Meses después reconquistó la diadema que los jueces le negaron y justo cuando estaba por presentar la pelea más importante de su carrera, el inglés Kell Brook decidió inclinarse por pelear contra Gennady Golovkin.

“Ese día estuvo brutal, pues me enteré que Book había firmado con Golovkin en las noticias. A mi jamás me dijeron nada… pero por algo pasan las cosas, ahora las pelea que tengo enfrente representa un reto más grande y también una bolsa importante”, declaró.

Manny Pacquiao regresaría tras un corto receso de cinco meses para retar a Vargas por la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo, convirtiéndose en el retador más importante en la carrera del mexicano 

“Soy campeón ahora, no me doy por menos ante Pacquiao. Es un gran honor pelear con él, pero también es algo que yo estoy buscando, pues vengo con el deseo de venganza, de decir aquí estoy, con la mentalidad de noquear a mi rival para no dejar que nadie me robe y mostrar de todo lo que soy capaz. Quiero enseñar que soy el mejor de mi división y hay campeón para rato”, finalizó.