La sordera selectiva de Jeff Horn

El australiano aseguró que los que critican su victoria sobre Manny Pacquiao quieren arruinar su momento, por eso se enfoca solo en el futuro.

Jeff Horn venció a Manny Pacquiao
Jeff Horn venció a Manny Pacquiao (Reuters )

Ciudad de México

El triunfo quedó para la historia, y ante el silencio de Manny Pacquiao, el australiano Jeff Horn festeja a lo grande la victoria más importante de su carrera.

A tres días de conquistar con polémica decisión unánime la corona Welter de la Organización Mundial de Boxeo, el peleador de 29 años – quien antes era un profesor de escuela y que prácticamente brincó de desconocido en el mundo del boxeo a retador del ícono filipino - aseguró que prefiere no hacer caso a las críticas y seguir enfocado en su futuro.

"Siempre habrá reacciones de la gente que dirá que tuve suerte o cualquier cosa. Siempre habrá gente negativa, que dirá que no gané la pelea. Yo creo que gané la pelea", comentó Horn, invicto en 18 combates desde 2013, cuando se convirtió en profesional.

"Todos tienen el derecho de dar su opinión. Estoy seguro de que acá he ganado más seguidores de los que he perdido", sentenció el boxeador, quien ahora aspira a enfrentarse a figuras como Floyd Mayweather, Keith Thurman o Errol Spence.

Mientras, Manny Pacquiao, quien de inmediato pidió una revancha, aún no logra digerir el resultado, en tanto las presiones por anunciar su retiro van en aumento.

Con más de dos décadas en el deporte, 'PacMan' no siente que haya llegado el momento de decir adiós, aunque su promotor, Bob Arum, incluso Freddie Roach, su entrenador, han sugerido que piense las cosas con mayor calma.

"Estoy considerando la opinión de mis fanáticos, de mi familia y de mi cuerpo. Planeo primero relajarme y recobrarme de los dolores de la batalla para después pensarlo de manera detenida", indicó a ABC-CBN el tagalo, quien sumó su séptimo descalabro.

La molestia en el equipo del campeón oriental llegó al punto en el que Aquiles Zonio - el jefe de relaciones públicas - cargó en contra del promotor estadunidense, quien se ha hecho cargo de la carrera de 'PacMan' desde su debut en América en 2001.

"Se puede ver en el lenguaje corporal de Arum, probablemente está buscando a su siguiente gallina de oro. Está utilizando a Pacquiao, incluso usando la posibilidad de una revancha para volverlo a firmar a largo plazo ahora que está cercano a terminar el contrato vigente", señaló al Manila Times el publirelacionista, quien adelantó que aconsejará a Manny acabar con esa relación laboral para ser gente libre.

Pacquiao fue vencido el domingo por la mañana en Australia por Jeff Horn, con tarjetas de 117-111 y 115-113x2.

Con 38 años, Pacquiao tuvo la oportunidad de noquear a su contrincante en el noveno asalto, cuando lo acorraló contra las sogas y lo metió en serios predicamentos, pero el monarca mundial no pudo completar la tarea.

"Manny Pacquiao es un guerrero, absolutamente, una leyenda del deporte. Tal vez no se preparó lo suficiente para esta pelea, no lo sé", declaró Horn. "Supongo que si hay una revancha y da lo mejor que tiene, obtendrá un mejor resultado. Tampoco lo sé".

ACONSEJAN COLGAR LOS GUANTES

El presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, sugirió a Manny Pacquiao analizar decir adiós al deporte que, por más de dos décadas, lo mantuvo a la vanguardia.

"El boxeador y el deportista en general, cuando las luces se apagan y ves que le aplauden a alguien más, es muy difícil el aceptar retirarse y por eso (en algunas ocasiones) regresan", dijo Sulaimán. "Pacquiao ha sido un boxeador protagonista en las dos últimas décadas de muchas grandes peleas y de una afición mundial; por eso siento que se complica la decisión de retirarse", añadió.

Sulaimán aseguró que el filipino está en un momento de su carrera que "le puede ganar a cualquiera, pero (también) puede perder con cualquiera. Es un boxeador legendario y puede hacer las cosas muy bien afuera del ring en muchos ámbitos (como la política)", finalizó.