Jeff Horn, de víctima de bullying a rival de Pacquiao

'PacMan' expondrá su campeonato Welter de la OMB ante un australiano que decidió entrar al mundo del boxeo para defenderse de los abusos que recibía.

Jeff Horn
Jeff Horn (AP )

Ciudad de México

Manny 'PacMan' Pacquiao expondrá este sábado su título Mundial Welter de la Organización Mundial de Boxeo en el estadio Suncorp de Brisbane, Australia, ante el ídolo local Jeff Horn, quien para los ojos del boxeo mundial es totalmente desconocido, pues jamás ha salido de su país ni ha tenido peleas de primer nivel.

Jeff Horn, hijo de un constructor y de madre misionera, está dedicado a la docencia e incursionó en el terreno del boxeo no por necesidad, ni por gusto al deporte de los puños, entró para encontrar una salida al acoso que sufría.

El peleador, 9 años menor que el filipino, es apodado 'The Hornet' (El Avispón) y trabaja bajo las órdenes del entrenador Glenn Rushton. Juntos han diseñado una estrategia de trabajo que les permitirá dominar, o al menos eso pretenden, a un peleador que por más de una década aterrorizó en las siete divisiones en las que limitó.

Como peleador amateur consiguió los campeonatos australianos de 2009, 2011 y 2012, participó en el Campeonato Mundial de 2011, donde fue eliminado en la segunda ronda y llegó a Cuartos de Final en las Olimpiadas de Londres, para después debutar en terreno de paga en 2013.

'El Avispón' mantiene récord invicto en 17 peleas (con un solo empate), de las cuales 11 las ha terminado por la vía del 'cloroformo'; únicamente ha pelado en Australia y Nueva Zelanda, y se ha adjudicado los títulos: campeón Welter de Australia, campeón Intercontinental de la OMB, campeón Intercontinental de la FIB, campeón oriental de la OMB y el PanAfricano de la AMB.

'The Hornet', tendrá una oportunidad única para coronarse en su primer intento mundialista, además de catapultarse a la élite del deporte de los puños por haber vencido a una leyenda del boxeo como lo es Pacquiao; sin embargo, será una dura prueba debido a que el peleador filipino está busca de reivindicarse en el pugilismo.