GGG, sin opciones para subir al ring

Tras su victoria, el futuro de Golovkin no es tan bueno. Si no es el Canelo, su única opción es Billy Joe Saunders

Gennady Golovkin boxeador de Kazajistán
Gennady Golovkin boxeador de Kazajistán (Reuters)

Ciudad de México

Una victoria no fue suficiente para que el estatus del campeón kazajo Gennady Golovkin cambiara demasiado, al contrario, parece haber afectado el hecho de que su racha noqueadora llegara a su fin después de terminar antes de tiempo con 23 rivales al hilo.

A pesar de haber conservado la calidad de invicto y los campeonatos medios de la Asociación Mundial de Boxeo, del Consejo Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional de Boxeo, el hecho de que el estadunidense Daniel Jacobs pusiera en evidencia algunas de sus carencias defensivas, aunado a la poca respuesta del público, terminaron dejándolo en peor posición para reclamar mejores condiciones a la hora de negociar un duelo ante el mexicano Saúl Álvarez.

Y es que la previsión de resultados del Pago Por Evento ante Jacobs parece no marchar como lo esperaban y ahora proyectan tener un máximo de 153 mil televidentes, números bajos para un futuro prometedor y bolsas mucho más jugosas.

Aunque la culpa no es de Golovkin exactamente, terminarán afectándolo a la larga pues hasta ahora solo le deja como opción ir por el único título que le hace falta, el de la Organización Mundial de Boxeo, para convertirse en el cuarto peleador en la historia del boxeo moderno en reunir las diademas de los cuatro organismos mundiales con mayor prestigio.

El inglés Billy Joe Saunders, dueño del campeonato de la OMB, se había portado renuente a concretar el duelo, pero ahora, viendo el resultado ante Jacobs, abrió una posibilidad para convertirse en su siguiente rival.

“Desde que me coroné campeón sabía que llegaría el momento de estar en riesgo y ese nombre sigue siendo Golovkin. Es uno de los más peligrosos para mí, pero no soy estúpido. Sé que le puedo ganar rompiendo su ritmo. Si Daniel Jacobs le hizo eso, conmigo será diferente, pues yo estoy en otro nivel. No podrá conmigo”, declaró el peleador europeo que desde que conquistó el título en el 2015 ha sostenido solo una pelea por año y en el 2017 aún no se calza los guantes.

Respecto a su esperado duelo ante Saúl Álvarez, encuentro que ya se negocia a pesar de que el tapatío aún tiene que superar al ex campeón Julio César Chávez, el promotor del Canelo, Óscar de la Hoya, habló de la posibilidad de cambiar las condiciones para cerrar el combate, pues ahora ve riesgoso el ofrecimiento de 15 millones de dólares como bolsa asegurada que hicieron originalmente.

“Tendremos que revisar el mercado, estoy seguro de que los números no dan, estuvieron bajos. Sería absurdo tomar ese tipo de riesgo”, reveló en entrevista con ESPN, el ahora promotor Óscar de la Hoya.