Francisco Vargas, con la confianza de vuelta

El triunfo sobre el inglés Stephen Smith el sábado por la noche en Las Vegas le cayó muy bien al boxeador mexicano

Francisco Vargas esperaba una guerra, pero nada parecido a lo que pasó con el inglés Stephen Smith el sábado por la noche en Las Vegas.
Francisco Vargas esperaba una guerra, pero nada parecido a lo que pasó con el inglés Stephen Smith el sábado por la noche en Las Vegas. (Imago7)

Las Vegas

Francisco Vargas esperaba una guerra, pero nada parecido a lo que pasó con el inglés Stephen Smith el sábado por la noche en Las Vegas.

Una pelea sangrienta en la que Smith ya no pudo proseguir con la presión pues el cartílago de su oído izquierdo reventó dejando la mitad del pabellón colgando, dio a Vargas una victoria que lo lleva a sumar su primer victoria tras la derrota que sufrió ante el monarca yucateco Miguel Berchelt.

“Después de mucho tiempo puedo regresar con un triunfo ante un buen rival. Contento con lo que vi en el ring. Smith fue un rival bien duro, fuerte que no se rindió, a mi me sorprendió mucho verle la oreja así, si soy sincero no me di cuenta cómo reventó”, dijo el peleador que aseguro sentirse tranquilo por saber que sus cejas, recién operadas, aguantaron la presión y los cabezazos del europeo.

Vargas quien en sus últimos dos encuentros había sufrido profundos cortes en las cejas, sobre todo tras el pleito con el Alacrán en donde fue cortado en ambas cejas y sobre el puente de la nariz, mostró su alivio por saber que la operación a la que se sometió tuvo el efecto deseado y ahora solo debe de preocuparse por recuperar la calidad de campeón.

“Era lo que yo buscaba. Evitar que me cortara, pero a pesar de los cabezazos no tuve problema. El doctor hizo un muy buen trabajo. Estoy contento porque no pasó nada de cortes y salí bien para arrancar el 2018 con fuerza ”, dijo en entrevista con La afición el peleador de 32 años de edad que mejoró su foja a 24-1-2, 17 KOs.

Vargas reconoció que uno de los factores a su favor en este duelo fue el haber cambiado de entrenador, pues junto al mexicoamericano Joel Díaz encontró alguien en quién apoyarse y que entiende lo que necesita a la hora de que la pelea escala de intensidad.

“No entendemos muy bien, la forma en la que trabaja me hace sentir muy cómodo. Peleando me dice lo que tengo que hacer y cómo y el resultado se refleja en el ring. Siento que me veo más cómodo, eso sí, que después de esta pelea sólo queda mejorar”, explicó el ex campeón mundial.

Ahora de cara al 2018, Vargas aseguró seguirá buscando entrar en ritmo para ponerse en posición de volver a disputar el título mundial que perdió ante el Alacrán Berchelt.

“Es una espina que aún tengo ahí, pero voy a ir por partes, primero tengo que seguir aumentando la carga de trabajo para poder deshacerme del esa inactividad y llegar en gran forma”, finalizó el peleador que tomará unas vacaciones antes de acercarse de nuevo a su promotor para ver cuál será el siguiente paso.