El ‘Bandido’, a la banca tras cirugía

El peleador fue sometido a una operación para restaurar la piel de sus cejas, por lo que deberá esperar al menos seis meses para volver al ring

Francisco Vargas
Francisco Vargas (AP)

Ciudad de México

Para Francisco Vargas no hay puntos medios: sostiene una guerra o está de descanso, pero esta vez tuvo consecuencias.

Luego de destronar al japonés Takashi Miura, seguir su camino empatando con el ex campeón mexicano Orlando Salido y cerrar con una guerra ente el yucateco Miguel Berchelt, sus cejas se llevaron la peor parte y sendos cortes lo obligaron a pensar en otra opción para prevenir que interfieran en su carrera y acabar con esa fragilidad de la piel.

"Fui operado hace un par de días por el doctor Javier Solorio, un médico cirujano que creo que hizo un gran trabajo. Ya quiero ver cómo van a ir sanando mis heridas para regresar. Se que me lo tengo que llevar con tranquilidad, pero pues costará trabajo", dijo El Bandido Vargas en entrevista con La Afición.

"Fue necesario, ya se abrían con mucha facilidad (las cejas) y por eso decidí no aplazarlo. No fue sencillo, pero era lo que debía hacer y ahora no me quedará más que tomar vacaciones. Al menos unos seis meses", agregó el púgil, quien desde su pelea con Miura sufrió un aparatoso corte en el pómulo y ceja derecha.

Vargas, quien deseoso de mantener la racha enfrentó a Orlando Salido, también registró las huellas de la batalla en el rostro y las consecuencias llegaron para la primera defensa, ante El Alacrán Berchelt, cuando debido a los cortes el réferi decidió detener las acciones para dejar la marca del capitalino en 23-1-2 con 17 nocauts.

Entonces, ¿planeas tu regreso para el último trimestre del año?

Sí, no quiero dejar este año sin pelear. Todavía no sabemos bien qué fecha. Primero quiero tener una buena recuperación para que ya no se vuelva a abrir con tanta facilidad. No fue fácil decidirme, pero tenía que hacerlo, pues si no era algo que me iba a estar frenando constantemente. Todo empezó con los cortes que sufrí ante Miura y que no recibí un buen tratamiento, pero ahora ya es diferente. Espero superar el problema con esto. Así es el boxeo y no me volverá a pasar lo mismo.

Las consecuencias de esas peleas mano a mano que tuviste son altas, te llevará un tiempo recuperarte, ¿te arrepientes de cierta forma por cómo pasó?

La verdad es que no. Sabía que eran peleadores duros y que la posibilidad de perder estaba latente, di lo mejor de mí. En una salieron las cosas a mi favor, en una empatamos y la otra fue derrota, pero sé que los fanáticos quedaron con tentos y esa es mi meta. Sí duele perder el invicto, pero me recuperaré. Muchos de los mejores peleadores de la historia tienen derrotas. Eso no definirá el resto de mi carrera. Quiero a los mejores y los seguiré buscando.

Mientras aguardas el alta médica, ¿qué harás?

Por ahora no puedo entrenar, así que tendré que cuidar lo que he ganado e invertir bien. Sé que el boxeo no es para siempre. Yo seguiré peleando, pero tendré que tener un plan B por cualquier cosa. Ahora tenemos chicos en nuestro gimnasio y podré estarlos apoyando en su proceso de entrenamiento, pero, sin duda, será difícil entrar a un gimnasio y no poder entrenar. Pero es un sacrificio necesario.

¿Cuál es tu plan para cuando obtengas el alta médica?

La idea es tener un par de peleas sencillas, vaya, sé que no hay peleas suaves, pero quiero algo más tranquilo. Alguien que su estilo no sea tan de choque. Lejos de esas guerras, para que pueda agarrar ritmo y distancia. Veo una o dos peleas para luego ir por quien sea el campeón. Por el momento, sí me mantendré en este peso (superpluma) y ya después de reconquistado el título subiría de división.