Los ricos no se divierten en Mayweather-McGregor

El alto precio de los boletos para la pelea entre Money y The Notorious impidió a los fans abarrotar la Arena T-Mobile. La mayoría de irlandeses no pesó cuando sonó la campana

Floyd Mayweather tras derrotar a Conor McGregor
Floyd Mayweather tras derrotar a Conor McGregor (Reuters)

Enviado, Las Vegas

Los boletos para la ceremonia del pesaje tenían un costo simbólico de un dólar y por más que los revendedores aprovecharon la ocasión para venderlos hasta el 100 no pudieron evitar la invasión de irlandeses para apoyar a Conor McGregor.

Esos cantos y el ambiente que se puede sentir en las peleas del campeón del UFC cuando ha subido al octágono en ciudades como Boston, Nueva York o Las Vegas, tuvieron que esperar hasta minutos antes de que arrancara la pelea ante Floyd Mayweather para aparecer.

Ésta no fue una fiesta para cualquier fan, los miles que siguen a “The Notorious” a donde pelea, pueden hacer el viaje, pero las entradas para esta cartelera fueron demasiado caras y se sintió en el ambiente, frío hasta cerca de las ocho de la noche de Las Vegas, cuando los que sí tenían un boleto decidieron ocupar sus asientos.

Horas antes, la taquilla todavía tenía accesos disponibles, desde los 3 mil 500 hasta los 10 mil dólares en áreas del segundo piso en la T Mobile Arena.

En comparación con la pelea del próximo 16 de septiembre, entre Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Gennady Golovkin, que se agotaron en unas cuantas horas, el boleto más barato podría encontrarse en 300 dólares y el de ring side, alrededor de los 5 mil.

La explanada de la Arena tiene un sabor diferente cuando los fans mexicanos ponen su granito de arena, las fechas del 5 de mayo y 15 de septiembre se han convertido en las mejores para los grandes pago por evento por esa pasión que ponen los tricolores. Sin un mexicano dentro de las peleas estelares termina por extrañarse el mariachi y el ánimo de una fanaticada que resulta muy similar a la de los irlandeses mucho antes de que suene la campana.

El aforo del inmueble, superior a los 20 mil asientos, con sus suites de lujo, el nivel Hyde con todas las comodidades de un centro nocturno, los bares y palcos facilitaron que días antes de la función se rebasaran los 70 millones de dólares, pero no pudieron vencer a la incredulidad, de los que salieron decepcionados cuando “Money” enfrentó a Manny Pacquiao y los que consideraron que enfrentar a un pelador de artes marciales mixtas, era una burla para el boxeo.

A la cita se presentaron, como siempre, celebridades del calibre del basquetbolista  LeBron James, al ex beisbolista Alex Rodríguez junto a Jennifer López, los actores Olivia Munn y Jamie Foxx o los ex campeones del UFC Junior Dos Santos y Tito Ortiz, pero los cantos desde la tribuna fueron tímidos en comparación de otras noches. Mayweather, acostumbrado a ser el villano en sus peleas, tuvo una noche tranquila, más allá del abucheo en la entrada, fue una noche como las otras 49 de su carrera.