Mayweather y McGregor, como reyes

Los peleadores fieles a su estilo, se dijeron de todo en la penúltima conferencia de prensa previo a la pelea en la T-Mobile Arena

Las Vegas, Nevada

A cientos de fanáticos no les importó aguantar 37 grados centígrados que alcanzó la Toshiba Plaza. A pleno rayo del sol con tal de ver, aunque fuera de lejos, a su peleador favorito.

Floyd Mayweather y Conor McGregor se dejaron consentir por sus fanáticos en lo que fue la entrada oficial, evento con el que se dio arranque a la semana de la pelea en Las Vegas.

El primero en arribar al lugar fue el milticampeón de boxeo Floyd Mayweather, quien ante el retraso de casi una hora de Conor McGregor, decidió tomar el micrófono:

"No puedo esperar. Esta pelea ha llamado mucho la atención y yo quiero dar una gran pelea que deje una huella en el boxeo y satisfechos a los fanáticos. Quiero el nocaut", declaró Mayweather.

Por su parte, McGregor, quien hará su debut en el boxeo ante el mejor peleador de la última década, llegó con casi una hora de retraso y provocó un huracán entre los presentes volviendo la presentación un caos.

"No me importa su velocidad, no me importa su defensa. Le ganaré y le robaré todo lo que tiene", grito el irlandés que fue apoyado como si fuera el local para esta pelea.

Por primera vez en 10 años, Mayweather se presentará en otro inmueble, la T-Mobile Arena, que no es la arena del MGM Grand Garden.

Mañana las actividades proseguirán con la última conferencia de prensa en la que Mayweather y McGregor lanzarán los últimos jabs verbales antes de la contienda.