Julio César Chávez ya tiene estatua en Culiacán

El ex campeón mexicano de boxeo presenció la develación de su efigie en el Parque Revolución

Chávez ya tiene estatua en Culiacán; más temprano, JC inauguró una clínica contra las adicciones
Chávez ya tiene estatua en Culiacán; más temprano, JC inauguró una clínica contra las adicciones (Érika Montoya / Notimex)

Culiacán, Sinaloa

Julio César Chávez, ex campeón mexicano de boxeo, fue homenajeado en Culiacán, Sinaloa, donde se develó una estatua en su honor.

Este 5 de febrero se cumplieron 35 años desde que JC subió por primera vez a un cuadrilátero, por lo que se eligió esta fecha para rendirle tributo.

En el Parque Revolución de esta ciudad estuvo acompañado por Mauricio Sulaimán, presidente del CMB; el Gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, el técnico de la selección mexicana de futbol, Miguel Herrera, y el promotor Don King.

Oscar de la Hoya, Carlos Zárate; Erik "Terrible" Morales, Marco Antonio Barrera, Humberto "Chiquita" González, Ricardo López, Rubén Castillo, ex monarcas presentes en el evento.

La escultura, del artista Ricardo Becerra Moreno, que llevará puesto el cinturón verde y oro del Consejo Mundial de Boxeo, fue impulsada por los "Amigos del César del boxeo AC", quienes recaudaron los fondos para su realización.

La obra mide seis metros, con una base que relata la vida de Julio César Chávez, donde se pueden apreciar alegorías al estado de Sonora, una máquina de ferrocarril, pues era el oficio del padre de Chávez; Culiacán está representada por la catedral y el escudo del municipio; además, aparece un par de guantes, una campana de box y un ring.

INAUGURA CLÍNICA CONTRA LAS ADICCIONES

Julio César Chávez oficializó la apertura de una clínica para combatir este mal y lo hizo apoyado por decenas de amigos.

Reunidos en la que fue su casa, donde se ubica la clínica, Julio estuvo acompañado por el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán; el técnico Miguel Herrera; el promotor Don King; el ex boxeador Oscar de la Hoya; además, familiares, amigos y su mamá, a quien le prometió dejar de fumar.

Recordó que en dicha casa vivió un infierno, pues muchos días y durante muchos años se drogó y bebió: "pasé muchos momentos difíciles y tristes, y también bonitos, pues aquí crecieron mis hijos".

Agregó que ahí muchas veces se trató de quitar la vida, pero ya superado el problema, el objetivo es evitar que jóvenes caigan en lo mismo; "ahora es una casa de vida, pasar el mensaje".