Spence destrona a Brook a domicilio

El boxeador estadunidense derrotó por nocaut técnico al inglés en el round 11, llevándose el campeonato mundial welter de la Federación Internacional de Boxeo

Errol Spence festeja tras derrotar a Kell Brook
Errol Spence festeja tras derrotar a Kell Brook (Reuters)

Ciudad de México

El joven estadunidense Errol Spence logró la hazaña de salir de Inglaterra con el campeonato mundial welter de la Federación Internacional de Boxeo y lo logró con un nocaut técnico en el round 11. La noche del sábado fue perfecta para el ex olímpico neoyorquino, pues a pesar de un inicio lento, halló el camino para demoler al anfitrión Kell Brook.

De prospecto con récord invicto, Spence pasó en una noche a campeón mundial, tras sobreponerse a un lento inicio en el que dejó el dominio de los primeros cuatro rounds al británico.

En una guerra de jabs y cayendo en provocaciones de Brook, Spence batalló los primeros rounds al no usar la cintura, pero tras varias visitas a su esquina en donde tuvo distintas adecuaciones, comenzó a meter sus puños con contragolpeo.

Para el quinto asalto, los estragos se comenzaron a notarse en el físico de Brook, quien dejó de tirar con fortaleza y se dedicó a boxear manteniendo la distancia solamente usando un jab muy certero, pero insuficiente para mantener la ventaja en las tarjetas.

Cinco rounds de acción después, en los que Spence aprovechó para desplegar todo su arsenal y castigó a placer a un indefenso Brook, quien dejó todo el impulso de los rounds iniciales.

En el descanso entre el décimo y el decimoprimer episodio, la esquina de Brook le pidió confianza en lo que sabía hacer y le pidieron que buscara el nocaut, la última opción para mantener la corona que conquistó en 2014.

Todo fue en vano, Brook salió con una combinación llena de golpes de poder, pero chocó con la guardia encontrada de su rival que con jabs lo obligó a retroceder. Un par de movimientos después, Spence lo tenía contra las cuerdas, con la guardia alta y cerrada, a merced de sus puños. Un trabajo de mano derecha obligó a Brook a poner una rodilla en la lona y a aguardar la cuenta de protección completa.

Kell Brook, dando muestras de molestia en el ojo derecho, decidió ya no seguir buscando ese nocaut los últimos tres minutos que lo separaban del final de la contienda, cediendo el título de la FIB a un eufórico Errol Spence, quien no dejó de brincar por todo el ring.

Con el triunfo, Spence mejoró su foja a 22 triunfos, 19 por la vía del nocaut; mientras que para el inglés fue su segundo descalabro y al hilo, ya que en su anterior salida fue superado por Gennady Golovkin a través de un nocaut en cinco rollos.

En la pelea preestelar de la noche inglesa, el inglés George Groves logró su cometido y en lo que fue su cuarto intento conquistó la calidad de monarca mundial. El ponchador inglés venció por nocaut técnico en seis rounds al ruso Fedor Chudinov para reclamar el supercampeonato de la Asociación Mundial de Boxeo en la división de los supermedios.