Difícil pero no imposible

Los boxeadores regresaron a tierras mexicanas después de conseguir sus pases olímpicos y confían que el ritmo obtenido les ayude a competir de la mejor forma en Río

Juan Pablo Romero, Lindolfo Delgado y Joselito Velázquez
Juan Pablo Romero, Lindolfo Delgado y Joselito Velázquez (Eloy Castillo)

Ciudad de México

Los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 representaron la última ocasión donde el boxeo mexicano logró colgarse una medalla, la cual fue por conducto de Cristian Bejarano al lograr el bronce en el peso de menos de 60 kilos, además, desde esa edición nuestro país no lograba clasificar a seis pugilistas.

Ahora para Río de Janeiro hay seis boxeadores clasificados después de la reciente clasificación en el preolímpico de Venezuela de Joselito Velázquez, Lindolfo Delgado y Juan Pablo Romero, quienes ayer regresaron a la Ciudad de México con boletos y medallas de oro en mano, y ellos aseguran que van con la mentalidad de romper con esa sequía de presea olímpica que ha durado durante 16 años.

"En la Serie Mundial tuvimos buen fogueo internacional, pero no se compara la preparación que tiene Cuba u otros países de Latinoamérica, sin contar los de Europa que están en constante preparación en Cuba. Sin embargo, en lo personal vamos a trabajar todos muy fuerte y creo que estos Olímpicos serán muy importantes porque ha cambiado mucho el boxeo en el sistema de puntuación, además ahora serán en América, así que hay muchas cosas a nuestro favor y debemos aprovechar todo eso. Mi fortaleza puede ser el nuevo sistema de puntuación, la cual ya no es por golpes sino de quien imponga el ritmo en la pelea y eso me favorece bastante", declaró Joselito Velázquez.

Dichos pases a la justa olímpica se dieron a pocos días de la celebración olímpica pero los boxeadores sienten que les beneficiará esta situación.

"La verdad desde mi punto de vista nos ayuda mucho porque estuvimos compitiendo constantemente para buscar el boleto olímpico y eso nos ha ayudado a mantener forma competitiva y estamos en el peso para ir a los justa. Entonces nada mas falta la última recta de la preparación que será en La Malinche y después viajamos a Río", mencionó Delgado.

Por su parte Juan Pablo Romero indicó: "Esta victoria es para mi familia y es un boleto que he venido buscando desde que empecé a incursionar en el boxeo. Vamos con la mentalidad de ganar una medalla ya que todo el equipo va motivado. Ahorita agarramos más ritmo y es bueno ya que estamos cerca de los Juegos, ahora solo resta trabajar para preparar las peleas rumbo a los Olímpicos".

En tanto, el entrenador Francisco Bonilla, confía en la preparación de los boxeadores, incluyendo a Elías Emigdio, Raúl Curiel y Misael Rodríguez, para tener un papel destacado en tierras brasileñas.

"El equipo siempre trabaja para ganar y ser competitivo y nunca nos hemos preparado para fracasar, pero también hay que entender que para lograr la excelencia necesitamos el apoyo de la gente, es decir, que los muchachos tengan campamentos de entrenamiento y competencias internacionales, no se les dio, pero al final puede más la voluntad y el coraje de un atleta por cumplir su sueño que tantas cuestiones en contra", dijo Bonilla.