Se corona con nocaut

Oscar Valdez escuchó en Las Vegas "y el nuevo campeón mundial" tras noquear al peligroso argentino Matías Rueda

Oscar Valdez, campeón mundial pluma
Oscar Valdez, campeón mundial pluma (AFP)

Las Vegas

El ex olímpico mexicano Oscar Valdez se coronó en su primer intento por una corona mundial al noquear en apenas dos minutos al invicto ponchador argentino Matías Rueda la noche del sábado en Las Vegas, Nevada.

A pesar de una efectividad alta en su pegada, Matías Rueda cayó en dos ocasiones durante los cinco minutos 18 segundos que duró la contienda para ceder la oportunidad de calzarse la vacante de título mundial pluma del Consejo Mundial de Boxeo que estaba en juego.

El mexicano, que es entrenado por Manny Robles desde su debut al profesionalismo, inició la contienda sin round de estudio debido a la presión que ejerció el nativo de Tandil.

A base de ganchos y golpes rectos que buscaban al mexicano, el argentino logró aumentar al máximo la presión que fue contestada de inmediato por potentes volados que entraban justo por encima de la guardia caída del peleador sudamericano que entró al ring con un récord de 26-0.

A cada golpe conectado, Matías Carlos Adrián Rueda – nombre completo del argentino – había acuse de recibo con piernas tambaleantes y ganas de llevar el duelo a una distancia media que le permitiera la recuperación adecuada, hasta que se volvía a encontrar con otro volado que lo obligaba a amarrarse.

Tras tres intensos minutos, ambos peleadores regresaron a sus esquinas para el minuto de descanso y las indicaciones del sus esquinas. Al mexicano lo mandaron a seguir presionando de la misma manera, cuidando los espacios de su guardia para no ser agarrado con un upper; mientras que al albiazul le pidieron que subiera la guardia y la agresividad para mantener ocupado al mexicano.

Pero las indicaciones no sirvieron de mucho, ya que para el segundo mintuo un potente gancho al hígado le quitó las piernas al argentino mandándolo a la lona. Tras la cuenta de protección, Rueda se levantó para seguir con el duelo, pero un potente volado de derecha – seguido por un combo de golpes sin respuesta – obligaron al referí Russell Mora a detener las acciones a los 2 minutos 18 segundos.

Este resultado fue el primer descalabro para el boxeador argentino que había permanecido cinco años invicto noqueando a 23 de sus 26 rivales.

Oscar Valdez no pudo ocultar las lágrimas de felicidad y después de gritar y brincar por todo el ring, se acercó a su equipo para abrazarlos efusivamente.

"Este es mi sueño, mi sueño de la infancia hecho realidad. Mi sueño y el de mi papá, no me puedo llevar el crédito yo solo, esto fue un trabajo de equipo", dijo el sonorense se coronó monarca mundial a los 25 años de edad y de paso mejoró su foja a 20-0 con 18 KO´s.