McGregor, abierto a una pelea con Canelo

El irlandés tiene confianza en derrotar a Floyd Mayweather y convertirse en el rey de los dos deportes, entonces escogerá con quien enfrentarse y el mexicano puede ser una opción

Conor McGregor en la Toshiba Plaza
Conor McGregor en la Toshiba Plaza (Reuters )

Las Vegas, Nevada

La confianza ha sido la mejor arma en la carrera de Conor McGregor durante su carrera dentro del UFC y no va a desaparecer por el simple hecho de hacer la transición al boxeo convencional. El irlandés está seguro de que ganará el sábado y que a partir de ahí él podrá seleccionar a sus rivales, e incluso podría pensar en Canelo Álvarez o Gennady Golovkin.

"Mira, veremos que pasa. Seré el rey de los dos deportes, seré el rey de las peleas y del boxeo, yo escogeré donde y cuando serán las peleas, si es en un círculo, cuadrado o en un octágono, pero estoy abierto a todo lo que venga", respondió el campeón ligero ante la pregunta expresa sobre enfrentar al jalisciense.

Sin embargo, no solo piensa en decidir a quien enfrentará, sino al terreno de juego y en su mente ya visualiza hasta una innovación.

"¿Sabes? Voy a tomar esto el sábado y lo voy a cambiar, no por un octágono, ni un ring, haré mi propio híbrido en medio de la tierra, mitad octágono y mitad ring y les diré '¿Quieres pelear conmigo, éste es el lugar?', veremos que pasa, pero me mantendré listo para pelear, como estoy listo hoy", agregó.

El doble monarca del octágono mantiene la actitud que lo ha llevado a donde está, par él esta pelea es "como cualquier otra", pues ha estado "bajó los reflectores demasiado tiempo, no es diferente", asevera ante el asedio de reporteros que insisten en recordarle que es el escenario más grande de su carrera.

Pero Conor está enfocado solo en los detalles técnicos, "voy a estar mucho más pesado que él, no se cuantas libras después del pesaje pero me encargaré de que sienta el peso de cada una".

En cuanto a la diferencia de entrenar para 36 minutos en lugar de 25 y rounds dos minutos más cortos asegura que "Es diferente, no hay lucha en el piso, no perdemos tiempo en tratar de ponernos de pie de nuevo, creo que esa intensidad me ha llevado a generar un nuevo motor en mí que se va a quedar para toda mi carrera".

El caos del martes, durante el Grand Arrival, donde los medios de comunicación se abalanzaron sobre ambos peleadores y dejaron ver poco de sus presencia a los fans, es solo el principio de lo que veremos esta semana, éste miércoles volverán a tener un careo en la última conferencia de prensa y probablemente ya comience a preocuparse por las cualidades de su oponente.

"Sé exactamente que tengo que hacer para vencerlo, lo haré y luego les diré, porque siempre me hacen la misma pregunta. No me importa su defensa ni tampoco su ofensiva ni sus records ni sus logros ni nada, una pelea es una pelea y el sábado dentro del ring solamente seremos él y yo así que por eso no me importan ninguna de esas cosas", detalló McGregor.

La pasión de sus compatriotas ya comenzó a desatarse en Las Vegas y se espera que la noche del combate sean mayoría en la Arena T Mobile, que todavía no registra una venta total de entradas para el sábado por la noche.