Jueces y tarjetas, viejos enemigos del box

Las malas puntuaciones no son algo nuevo para el boxeo, sostiene Vitali Klitschko, quien aseguró sólo hay una solución a la gran problemática

Viltali Klitschko
Viltali Klitschko (AP)

Bakú, Azerbaiyán

El nocaut es la fórmula más eficaz para nulificar los errores que pueda tener un juez de boxeo, o al menos así lo piensa Vitali Klitschko, campeón mundial de peso completo por más de 9 años y ahora alcalde de Kiev, Ucrania.

En entrevista con La afición, Dr. Ironfist – ex peleador con 13 defensas del título – opinó sobre el resultado del duelo entre Canelo Álvarez y Gennady Golovkin y aseguró que para evitar cualquier tipo de polémica es necesario ejercer una gran presión sobre los rivales en busca del nocaut que haga de la decisión final algo mucho más claro.

"De tipos de peleas como Canelo y Golovkin solo se espera mucha emoción, una batalla porque tienen muchas habilidades... pero las malas decisiones siempre han estado presentes, siempre hay alguien que no está contento con el resultado, solo que ahora se hacen más visibles por las redes sociales. Pero, si uno logra noquear a sus oponentes, jamás tendrás problemas con los jueces. Pequeña y fácil respuesta para ese problema", declaró el peleador que logró posicionarse como una de las figuras más importantes de la máxima categoría de las últimas dos décadas.

Durante su visita a la Convención del Consejo Mundial de Boxeo, el peleador que decidió retirarse para enfocarse en su carrera política en el 2012, aseguró que otro de los elementos que podrían cambiar la situación sería integrar tecnología, tal y como propone Mauricio Sulaimán, presidente del WBC.

"Yo apoyo los la propuesta de Mauricio de añadir tecnología... él es alguien que está día a día con el boxeo, lo conoce y ve qué es lo que se necesita. Para las peleas se tiene que ser muy objetivo y si estos elementos ayudan a hacer la tarea de estos seres humanos más fácil. No veo problema", secundó.

Ahora en el retiro, Klitschko aseguró que ve al boxeo de otra manera, pero aún así extraña demasiado poder subir a los encordados e incluso, confesó, que a veces cuando logra a escapar de sus actividades como gobernante, se escabulle al gimnasio para pegarle un rato al costal o a la pera, además de que no pierde detalles de las peleas más interesantes, sobre todo los pesos completos.

Con el retiro de su hermano, Wladimir, Vitali explicó que la división experimentará un cambio generacional importante y ve posibilidades grandes de que personajes como el inglés Anthony Joshua tiene uno de los potenciales más sólidos para convertirse en una de las figuras más fuertes, a pesar del desarrollo que ha mostrado el olímpico estadounidense y actual campeón mundial Deontay Wilder.

"Mi hermano (Wladimir) tuvo un gran pelea con (Anthony) Joshua, pero me siento culpable por haberle dicho que lo llevara con calma en el sexto round... ahora veo lo rápido que ha crecido Joshua. Pero todavía es muy rápido para hablar de que es una super estrella, aún tienen que pasar tiempo para ver si esa noche se demostrará si fue una noche de suerte o no... y pues de Deontay Wilder, a mi me encantaría – como para saber quién es el mejor – un torneo. Un torneo en donde compitan todos los mejores", explicó.

Klitschko descartó hablar sobre divisiones pequeñas, pues insiste en que experiencia está del lado de los pesos completos, pero asegura que aunque sus labores políticas le impiden estar al 100 por cuento al tanto de lo que pasa en el mundo del deporte, en sus momentos libres se da una vuelta por el gimnasio y se sienta a ver peleas, como cualquier fanático lo haría en sus tiempos libres, pues extraña esa adrenalina y tirar un par de buenos golpes.

Quiere el CMB en Kiev

Klitschko aseguró que su visita a Azerbaiyán no solo era por su deseo de volver a ver a sus amigos, los boxeadores y dirigentes del deporte que lo llevó a las alturas, también viajó para refrendar el compromiso de querer llevar para el 2018 la Convención del Consejo Mundial de Boxeo a la ciudad donde ahora es alcalde.
"Es un compromiso que yo tengo y lo vengo a platicar. Quiero mostrarle al mundo lo bella que es mi ciudad y que mejor que a través del deporte que tanto quiero", afirmó el ex peleador de 2.10 metros de estatura.