Ya quieren ser boxeadores profesionales

Los jóvenes laguneros Elizabeth Chávez Espinoza y Jairo Yáñez Vaquera, medalla de plata y oro respectivamente en la pasada Olimpiada Nacional 2016, se dicen listos para dar el salto del amateur al boxeo de paga 


Elizabeth Chávez Espinoza y Jairo Yáñez Vaquera, boxeadores que buscan ser profesionales.
Elizabeth Chávez Espinoza y Jairo Yáñez Vaquera, boxeadores que buscan ser profesionales. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El sueño de ser campeones mundiales y de superar lo hecho por sus ídolos en el ensogado, es la meta e ilusión de los boxeadores laguneros Elizabeth Chávez Espinoza y de Jairo Yáñez Vaquera, medalla de plata y oro respectivamente en la pasada Olimpiada Nacional 2016 y que este año podrían de un momento a otro, dar el salto del amateur al boxeo de paga de la mano de su entrenador Jorge "Mapimí" Rodríguez.

El boxeo femenil se va abriendo camino en la actualidad, cada vez son más las mujeres que son estelares en carteleras, lo que la motiva a seguir adelante.

Los dos jóvenes con apenas 18 años de edad, ya quieren cosas grandes y saben que sólo la disciplina y el sacrificio les tendrá una gran recompensa, la de llegar a ser estrellas del boxeo mundial.

Para tal objetivo, trabajan diariamente por las mañanas y las tardes en el Complejo Deportiva La Jabonera de Torreón y en el Gimnasio Real de Mapimí, de la mano del entrenador Jorge Rodríguez.

La meta a corto plazo es firmar con una de las mejores empresas del ramo en México, Zanfer, que encabeza Fernando Beltrán.

Elizabeth Chávez es oriunda de la ciudad de Gómez Palacio, donde nació un 23 de noviembre de 1998. En su haber en el amateur cuenta con 44 peleas ganadas, 4 derrotas y un empate.

Recientemente en 2015, fue campeona del torneo Espartano en Ixtapaluca, Estado de México, ese mismo año conquistó el trofeo como la mejor en el torneo 'Puños Rosas', del Gimnasio del Ratón González en la Ciudad de México.

En 2016, fue la monarca en su división, los 57 kilos, en el Torneo Trilogía Explosiva en Tamaulipas, donde venció a rivales de Durango, Tamaulipas y Coahuila.

Ese mismo 2016 fue medalla de plata en la Olimpiada Nacional en la categoría 57 kilos, representando a Coahuila.

Esos logros le dicen ya estar lista para dar el salto el profesionalismo. "Mi carrera ha tenido muy buen fogueo, he peleado en otros Estados, contra rivales muy buenas y en la Olimpiada Nacional fueron rivales muy duras, creo que con eso y la preparación que tenemos me siento preparada para debutar en el profesional", comentó la campeona juvenil lagunera.

La motiva llegar a ser igual o mejor que la campeona mundial lagunera, Yazmín "Rusita" Rivas, una de sus ejemplos a seguir.

"Me motiva que ella es de la misma ciudad, de Gómez Palacio y si ella pudo haber llegado tan lejos, pienso que yo también puedo, por la disciplina que llevo y las ganas de trascender, de salir adelante", dijo.

Paso a paso, quiere ser campeona mundial, sabe que en una empresa como Zanfer lo puede llegar a hacer.

"Como todo boxeador, uno cree en sí mismo, piensas que puedes llegar lejos, pero por pasos, primero quiero debutar y hacerlo bien, ganando, después seguir peleando, llegar a un campeonato nacional y después si se me da la oportunidad ser campeona mundial".

"Admiro a boxeadores como Golovkin, a mexicanos como Julio César Chávez y aquellos de antaño que eran muy rápidos y de boxeo no", dijo la joven.

El boxeo femenil se va abriendo camino en la actualidad, cada vez son más las mujeres que son estelares en carteleras, lo que la motiva a seguir adelante.

"Ya hay más boxeadoras en México, hay muchas, tenemos mucha oportunidad en la época actual, vemos interesantes peleas de mexicanas en la televisión, creo que podremos hacer eso también", concluyó.

Por su parte, Jairo Yáñez Vaquera es nacido un 16 de diciembre de 1998 en Torreón. Su marca en el amateur registra 49 peleas, 47 han sido triunfos y dos descalabros.

La meta a corto plazo es firmar con una de las mejores empresas del ramo en México, Zanfer, que encabeza Fernando Beltrán.

Asistió al prenacional siendo el mejor en 2016, ese mismo año fue campeón nacional al conquistar la medalla de oro tras vencer al 4 veces monarca, el tapatío Óscar Tapia.

"Ya me siento listo, he sido disciplinado y llevo una gran preparación, pienso que apretando un poquito podemos llegar a debutar de buena manera, me tiene muy motivado la idea de ser campeón nacional y más adelante del mundo", comentó el juvenil torreonense.

En la vida como en lo profesional tiene dos ídolos, su padre y Manny Pacquiao. "Admito que mi padre, que fue quien me motivó a entrar al boxeo desde niño, él me llevó al gimnasio a los 11 años y desde entonces no he parado".

"En lo profesional admiro a Manny Pacquiao, un boxeador que de no tener nada, tuvo todo a base de sacrificio y disciplina, quiero llegar a ser como él", puntualizó.

JFR