El boxeo es la mejor catarsis

Tras haber estado dos años y medio trás las rejas, Osvaldo Razón retoma su carrera en el boxeo, listo para regresar este próximo 21 de octubre

Osvaldo 'Chucky' Razón
Osvaldo 'Chucky' Razón (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

Osvaldo Razón sabe lo que es estar detrás de las rejas, una acusación por robo de auto que no cometió le quitó dos años y medio de su vida y los pasó en el Cereso de Neza-Bordo.

“La libertad es maravillosa y se respira diferente. Hay una canción que dice que el aire allá adentro no entra igual que aquí en la calle. Y yo no lo creía, pero ahora que estoy aquí, de nuevo, lo veo... Sí, es cierto. Es tan diferente el aire”, dijo a La Afición el Chucky, quien reconoció que al principio de su condena hizo lo posible por mantenerse tranquilo, incluso llegó a entrenar usando cobijas viejas y trapos sucios para armar su propio un costal y así poder dar salida a la tristeza.

En 2012, Razón regresaba de China tras haber perdido el título plata ante el local Chao Zhong Xiong, y lo único que quería era relajarse, salir con sus amigos. Esa noche, una discusión que escaló de niveles muy fácil terminó cuando unos oficiales de policía lo acusaron a él y a sus amigos de robo de auto. En un principio pensó que era una broma, hasta que le dictaron sentencia.

Ahora, a pesar del tiempo que ha pasado, a Osvaldo aún le cuesta hablar de esa época. Pero también hace hincapié en el papel de las actividades deportivas, elementos que dan salida a “todas las cosas que se van acumulando y solo te hacen daño”.

“Entrenando allá adentro te olvidas de muchos problemas que traes, de tu situación. A veces me olvidaba que estaba El boxeo es la mejor catarsis ahí en prisión con solo asistir a entrenar. Dije que era boxeador y entonces ahí me dejaban meter los guantes, la gobernadora y mis cosas. Pero también llegaban a despertarme de madrugada. Tuve 25 peleas ahí y no importaban los pesos”, dijo el que sobrevivió todo ese tiempo y de paso ayudó a su familia vendiendo tacos de cecina y dando clases de boxeo.

Tras cuatro años de ausencia en el ring, Chucky está de pie y listo para regresar. Tiene programada el 21 de octubre una pelea, dentro de una función en la Ciudad de México y aunque su estancia en el reclusorio no es algo que quiera repetir, aseguró que entraría a una cárcel para apoyar y enseñar lo que él le ayudó a mantener las esperanzas.