Advertencia a clasificados

El Consejo Mundial de Boxeo reveló que si alguno de sus rankeados llega a participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016, será suspendido dos años

Marvin Cabrera, Juan Pablo Romero, Elias Emigdio y Lindolfo Delgado
Marvin Cabrera, Juan Pablo Romero, Elias Emigdio y Lindolfo Delgado (Conade)

Ciudad de México

A dos meses de que arranquen los Juegos Olímpicos, la disputa entre el boxeo profesional y el amateur persiste. Ayer, el Consejo Mundial de Boxeo tomó el primer paso para evitar que peleadores de gran experiencia enfrenten a los representantes olímpicos, asegurando que cualquier clasificado mundial podría ser suspendido hasta por dos años si participa en la cita de Río 2016. "Pensar en profesionales contra amateurs es algo irresponsable, es algo criminal. Obviamente, hay que ver de qué estamos hablando. Si es un peleador de cuatro rounds, que no está clasificado, es diferente. De ningún modo voy a aceptar que participe un boxeador de clase mundial, pues tiene un alto riesgo de lastimar a un joven que no está en el mismo nivel", dijo Mauricio Sulaimán, titular del CMB.

A meses de que la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA) propusiera tener profesionales en la justa veraniega, se espera que el 1 de junio se reunirán en Lausana, Suiza, para llevar acabó la votación que definirá si el deseo de tener a figuras como Manny Pacquiao, Wladimir Klitschko o Andre Ward se hará realidad. Sulaimán insistió que las personas que votarán el 1 de junio sobre la resolución de boxeadores de paga en Olímpicos, deberán estudiar detenidamente los riesgos que existen como deporte, dejando de lado las intenciones comerciales, pues si el motivo es económico "los invito a ser promotores y que dejen a otros organizar la competencia. El ser organismo y promotor al mismo tiempo es un conflicto de intereses que no cabe en el deporte".

OPINIONES DIVIDIDAS

El debate por evitar que profesionales se sumen a los Olímpicos ha dividido en dos bandos al mundo del boxeo, pues mientras unos consideran que sería una nueva oportunidad para aquellos a los que se les negó tal posibilidad de ganar una medalla, para otros es una idea muy peligrosa.

"Es una locura total. Tener tipos con experiencia profesional ante peleadores amateurs es buscar que alguien salga con lesiones realmente serias. Esto no es como el basquetbol que juegas y pierdes, el boxeo es un deporte duro que puede lastimar de verdad. ¿Se imaginan a un chico principiante de Nigeria contra Pacquiao? Es muy tonto, ridículo", dijo el legendario promotor estadunidense Bob Arum, quien ha dirigido las carreras de peleadores como Muhammad Ali, Floyd Mayweather, Manny Pacquiao y Julio César Chávez González, entre otros.

"Profesionales contra amateurs es irresponsable. Es algo criminal"

MAURICIO SULAIMÁN
Presidente del CMB

El octogenario promotor con más de 50 años de experiencia explicó que la decisión es un riesgo latente, pues alguien podría salir seriamente lastimado si la AIBA decide seguir con la idea, contrastando con el punto de vista del mismo Pacquiao o peleadores como Amir Khan que se han mostrado a favor de que se abra esa puerta. A la petición de Arum se han sumado figuras como Roy Jones Jr., Sugar Ray Leonard, Julio César Chávez y Roberto Mano de Piedra Durán, quienes ven en la propuesta un intento de la AIBA para tomar una porción de las riquezas que se ofrecen en deporte profesional, como en el caso de la FIFA.

SE ACORTA EL PLAZO

A pesar de que la promotora Golden Boy Promotions mencionó que no le gustaría llegar a subasta para definir los últimos detalles del encuentro mandatorio entre Saúl Canelo Álvarez y Gennady Golovkin el tiempo sigue corriendo y están a solo siete días de llegar al plazo impuesto por el Consejo Mundial de Boxeo.

Mauricio Sulaimán, presidente del organismo, señaló que hay dos opciones: la primera que lleguen a un acuerdo y se enfrenten este año o que pacten una pelea previa antes de enfrentarse.