Los jóvenes a confirmar

Los mexicanos Óscar Valdez, Jessie Magdaleno y Gilberto Ramírez dicen estar listos para defender sus cetros

El trío de campeones mundiales busca una defensa más de su corona
El trío de campeones mundiales busca una defensa más de su corona (CORTESÍA TOP RANK)

Ciudad de México

Con menos de 26 años y sin registro de derrotas que ensucien su récord, los campeones mexicanos Óscar Valdez, Gilberto Ramírez y Jessie Magdaleno están convencidos que lo mejor de sus carreras está por venir, y este sábado en Carson, California, seguirán sumando millas, en busca de llevar su trayectoria al siguiente nivel.

En una cartelera que contemplará tres defensas de título mundial, los nacionales enfrentan rivales que prometen peleas de alto nivel, con la mira puesta en lucir, para asegurar otro gran combate en el futuro cercano.

“Es bueno compartir una noche así, los tres tenemos hambre, ganas de salir y demostrar, de brindarnos arriba del ring, esa noche los que ganarán serán los aficionados, porque somos mexicanos y es garantía que no habrá marcha atrás; es bueno compartir con gente talentosa, me obliga a dar lo mejor esa noche”, dijo en entrevista con La Afición, Óscar Valdez, quien es dueño de la corona pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) desde julio pasado, y se medirá a su retador oficial, el ponchador colombiano Miguel Marriaga.

El sonorense que marcha con 21-0 y 19 nocauts, incluidos cinco al hilo, no se confía de su rival, pues reconoce de lo que es capaz arriba del ring y toma como referencia la noche complicada que dio al que fuera campeón invicto Nicholas Walters.

“Me gustan los retos, si quiero ser el mejor, tengo que pelear y ganarle a los mejores, tal vez Marriaga no tiene un nombre de mucho peso, pero es un peleador muy bueno y fuerte que le ha faltado un poco de promoción, para mí es una pelea de riesgo muy alto, pero lo dije desde el inicio: no quiero combates sencillos, quiero ir por los grandes y voy paso a paso”, explicó Valdez.

Con el encuentro ante Marriaga, Óscar finiquitará las obligaciones que representan conquistar una corona vacante, porque en noviembre pasado dio cuenta del japonés Hiroshige Osawa, número uno de su división.

El sinaloense Gilberto Ramírez cumplirá este fin de semana con algo que soñó desde que debutó: subirá al ring como campeón mundial, a defender por primera ocasión la corona de los supermedios de la OMB.

El Zurdo, quien tuvo que mantenerse alejado de los encordados por un año debido a una lesión que terminó en una intervención quirúrgica en los nudillos de la mano derecha, regresa para enfrentar Max Bursak, un peleador ucraniano de gran fortaleza con marcado estilo europeo.

 

“Estoy ansioso, desde diciembre esperaba el alta médica y ahora estoy con muchas ganas de subir, Bursak es un peleador fuerte e inteligente que dará un buen duelo, pero no hay forma en la que se imponga; me siento en una mejor versión, confiado que podré imponer mi pegada”, sentenció El Zurdo, quien llega a la cita con una foja de 34-0 con 24 por la vía del nocaut, y la confianza que en su última salida no solo conquistó el título, sino que lo hizo ante un legendario campeón, el alemán Arthur Abraham, a quien superó por decisión unánime.

Jessie Magdaleno es otro que llega con confianza a tope en sus facultades, ya que en su última salida dominó al habilidoso filipino Nonito Donaire, quien fue terror de los mexicanos durante varios años.

El peleador mexicoamericano buscará la primera defensa de la corona supergallo de la OMB, y en esta ocasión su adversario será el brasileño Adeilson dos Santos, quien buscará imponer su mayor estatura y pegada.

“Muchos dicen que Adeilson no tiene el nombre suficiente, pero para ser 12 del mundo y mantenerse no es fácil, respeto a mi rival y me preparé con ahínco, porque sé que varios quieren la posición por la que trabajé tanto”, aseguró.

“Es mi sueño y no dejaré que nadie lo interrumpa, trabajé demasiado para llegar a este punto y ni Adeilson ni nadie podrá quitarme este título, si esa noche hay un nocaut, que se prepare, porque será en su contra”, finalizó el mexicoamericano, quien llega con foja de 24-0, con 17 nocauts.