Prepara la artillería

El Bandido Vargas está de vuelta y subirá al ring en Indio, California, para poner en juego su título mundial ante un peligroso Alacrán Berchelt; prometió repetir la sorpresa


El 'Bandido' Vargas
El 'Bandido' Vargas (Especial)

Ciudad de México

Francisco Vargas sabe que dejó la vara muy alta. Ha protagonizado la Pelea del año dos veces consecutivas y ahora, en su regreso al ring, ante el también mexicano Miguel Berchelt, no solo quiere conservar su título mundial superpluma, sino también dar una pelea digna de ser considerada dentro de las mejores de 2017. La gran ventaja que tiene es que ya sabe que está hecho para destacar.

Este fi n de semana en Indio, California, el ex olímpico mexicano y ahora campeón de las 130 libras (58.967 kilogramos) pondrá sobre la línea el cinturón y su récord invicto ante un ponchador que ha sabido esperar a que llegue el momento adecuado de retar a un monarca.

“Sé que mucha gente me quiere ver pelear. Mientras estuve descansando me escribían y me preguntaban cuándo volvía. Saber que regreso ante un peleador duro, en una pelea interesante y con las miradas ahí me motiva muchísimo. No siento presión, son ganas de lucir, de dar una muy buena pelea que los deje satisfechos”, dijo en entrevista con La Afición el peleador que busca la segunda exposición de la diadema del CMB que le arrebató al japonés Takashi Miura.

Aunque su objetivo no era pasar siete meses alejado del ring, El Bandido reconoció que ese descanso no solo era necesario, era apremiante, sobre todo para curar los grandes tajos sobre las cejas que dejó como saldo su pelea ante Orlando Salido, mism que terminó en empate.

“Para seguir dando peleas así, tengo la necesidad de estar al 100 por ciento. No subiré a arriesgarme. En el nivel donde estoy se juega mucho más y no quiero exponerme a un accidente, por eso tuve que dar medio paso atrás”, explicó.

Recuperado de diversos cortes en las cejas, Vargas Peláez ve en el yucateco Berchelt un rival de cuidado, pues a pesar de que no cuenta en su récord con nombres de alto nivel, sabe que en la primera oportunidad mundialista es como traer en la mano el boleto de oro, y con tal de conseguirlo se hace el esfuerzo más grande.

“En cierta parte ahora veo el boxeo diferente. El fanático ya espera algo de mí, espera ver acción, golpes y entrega arriba del ring. Las peleas que he tenido me han enseñado que en este nivel son bastante duras y sé que Berchelt subirá a querer arrancarme la cabeza. Yo tengo lo que toda la vida soñó y no estoy dispuesto a ceder mi sueño por darle el paso a él”, afirmó.

Vargas, quien se preparó en su totalidad en el Estado de México, aseguró que algo que marcará una diferencia grande respecto a Berchelt serán sus antecedentes de boxeador olímpico, y eso le ayudará a salir al paso en la pelea número 26:

“Subo y hago lo que más me gusta. Me enfoco a pelear. Ahora como profesional, veo que me ayudó mucho mi carrera amateur y por ello se me facilitan las peleas a corta y media distancia y ahí es el terreno en donde meteré a Berchelt. Sé que caerá, es más alto y aunque sea peligroso y pegador, sé que mi experiencia lo jalará al terreno que yo quiero”, abundó.

Vargas se encuentra en una de las divisiones más fuertes del momento, y aunque no se quiere adelantar a esta pelea, asegura que hay varios nombres que podrían ayudarlo a construir el nombre que quiere dejar como legado, por lo que será de gran importancia que pueda dominar al Alacrán Berchelt.

“Ellos saben que si quieren pelear conmigo tienen que llegar muy bien preparados, porque no dejo nada al azar. Hay buenas peleas en puerta que prometen, como Takashi Miura u Orlando Salido, que son los más interesantes, aunque incluso el mismo Vasyl Lomachenko. Pero antes de adelantarme quiero acabar con esta, pues mi enfoque está en noquearlo”, finalizó.