El César, un verdadero reto

Revivir los momentos más especiales de uno de los mejores deportistas mexicanos en la historia no es simple; ese fue el reto que Armando Hernández y Damayanti Quintanar se fijaron para protagonizar la serie sobre Julio César Chávez.

Ciudad de México

Fue amor al primer guantazo, y a pesar de que hace seis meses el boxeo le era ajeno, ahora el actor Armando Hernández desayuna, come y cena este deporte. Y cómo no hacerlo si le fue encomendada la tarea de dar vida al gran campeón mexicano a Julio César Chávez en la nueva serie El César.

"Me tiene nervioso y emocionado sobre todo porque sé que tengo la mirada de JC ahí. Es un súper compromiso, todos lo aman e interpretarlo es un honor. Es una persona compleja y estoy obligado a hacer algo impecable", reconoció en entrevista con La Afición el actor de 33 años, quien define al ex boxeador como un gran ser humano.

La preparación para cumplir con este compromiso se basó en un trabajo arduo que no solo incluyó sesiones de gimnasio, en las que tuvo que aprender a caminar, mantener la guardia y las combinaciones. También sumó horas frente a la pantalla analizando cintas y audios que permitieran descifrar quién es el sinaloense que se convirtió en el primer mexicano tricampeón mundial.

"No es alguien a quien pueda darle forma, cuerpo y voz, a placer. JC es muy querido y dejó una huella en todos. Después de estudiarlo, más allá del dominio público, me he llevado una sorpresa. Sin duda, elegí al más fácil", bromeó.

El actor reconocido por su participación en Amar te duele y Fuera del cielo considera que desde abajo del ring es muy fácil pedir que "se rompan la madre", pero tras experimentar las cosas en carne propia, ve todo con otra perspectiva:

"Tienen todo mi respeto. Jamás olvidaré la primera vez que subí al ring y ya me sentía un gallito, pues ya me salían las combinaciones... al primer golpe me entró un miedo que hizo que se me olvidara todo lo que había practicado y solo me protegí... Ahora veo la carrera de JC y lo menos que puedo hacer es quitarme el sombrero y poner lo mejor de mí para no defraudar. Después de todo en mi esquina está el verdadero JC viéndome".

La dulce ciencia

La actriz Damayanti Quintanar dará vida a una parte de la vida de Chávez: el hambre, la motivación, el amor por el deporte y para ella tampoco fue sencillo acoplarse a un deporte del que no sabía mucho.

"Poder vivir en carne propia esa hambre que sintió Julio, la misma que lo sacó adelante. Su motivación y su pasión es algo increíble. Ana (el personaje) será alguien que no lo juzga, agradecida, el impulso para luchar", dijo la actriz, quien también tuvo que entrar al gimnasio y probar suerte con la pera loca, las manoplas, el costal y sparrings, y que ahora dice que no dejará el boxeo pues se "enganchó".