Santacruz y Mares noquean en pelea de preparación

Leo Santacruz derrotó a Chris Avalos, que sumó su sexta derrota como profesional; Abner Mares se impuso en 10 rounds a Andrés Gutiérrez

Leo Santacruz
Leo Santacruz (Mexsport)

Ciudad de México

La acumulación de golpes en el octavo round dieron la pauta al referi Tom Taylor para detener las acciones y dar la victoria al monarca Leo Santacruz, a pesar de los reclamos del retador Chris Avalos, quien sumó su sexta derrota profesional.

En un duelo donde estuvo en juego el supercampeonato pluma de la Asociación Mundial de Boxeo, el mexicano Leo Santacruz inclinó por completo la balanza a su favor y aunque estuvo en varias ocasiones con la posibilidad terminar las acciones, la fortaleza física de su rival lo salvó hasta que llegó el octavo episodio.

Leo tuvo un duro inicio ya que Avalos salió de inmediato a la pelea frontal, sin estudio de por medio, pero a pesar de la fortaleza de Avalos, no fue suficiente para poder hacer algo por su caso. Leo con una distancia corta conectó los mejores golpes en la contienda.

“Me lastimé la mano, pero di el mejor show que pude. Tenía ganas de dar un gran show, pero mi papá me recordó que estaba ganando y que mejor lo tomara con calma, por eso seguí trabajando. Yo ya estoy listo para volver y voy por Mares por esa revancha”, dijo el michoacano, quien también quiere para el 2018 al inglés Carl Frampton.

Avalos manejó al principio una distancia corta, pero al ver el castigo decidió moverse a la media, para poder meter el jab que se coló sin problemas en la guardia del monarca.

Santacruz fue paciente con el trabajo, y para el último round entró con varias combinaciones largas sin obtener respuesta, momento en el que el referí decidió detener las acciones apra que el michoacano mejorara su foja a 34 victorias, una derrota y un empate con 19 nocauts.

Mares acaba con el Jaguarcito

Luego de 10 rounds en los que Abner Mares logró hacer con Andrés Gutiérrez lo que deseó, los cortes orillaron al referí a detener las acciones y declara la victoria de Mares Martínez en lo que fue la primera exposición de la diadema absoluta de la Asociación Mundial de Boxeo.

Desde el round inicial, mostrando gran condición física, Mares comenzó a trabajar a su adversario y para el segundo round, producto de potentes derechas, abrió un profundo tajo en la ceja de Gutiérrez.

Pero ni la sangre que corría por su cara no fue motivo para quitar el pie del acelerador, El Jaguarcito siguió buscando la pelea frontal que no le benefició nada a la distancia.

Para el noveno round, otro corte en la otra ceja hizo que el escenario fuera aparatoso, ahora que parecía que sangre corría por su oído izquierdo. Alarmado, el referi se acercó para revisar al aferrado retador y decidió detener la pelea producto de las lesiones, obligando a los jueces a entregar tarjetas al décimo episodio.

Mares se llevó las tarjetas para conseguir la primera defensa del título que conquistó ante el argentino Jesús Cuellar.