Esposa del Veneno siente los golpes en el ring y la vida

Gabriela Sánchez, pareja sentimental de Marco Antonio Rubio, ha estado presente como un pilar importante en los triunfos y derrotas del pugilista lagunero.

La pareja celebró el campeonato obtenido en la ciudad de Delicias, Chihuahua.
La pareja celebró el campeonato obtenido en la ciudad de Delicias, Chihuahua. (Luis Salcedo Cassio)

Torreón, Coahuila

Detrás de cada hombre, hay una gran mujer. En este caso, detrás del reciente campeón mundial medio, Marco Antonio "Veneno" Rubio, esta Gabriela Sánchez de Rubio. La esposa del flamente monarca lagunero también siente los golpes en el ring y en la vida, siente aún más la ausencia del padre de sus hijas en las concentraciones, pero también disfruta verlo triunfar.

Apenas el pasado sábado en la ciudad de Delicias, Chihuahua, Marco Antonio Rubio se coronó campeón mundial peso medio del CMB, tras derrotar al segundo clasificado, el italiano Domenico Spada.

Ahí estuvo presente Gabriela, quien echa un nudo de nervios, veía como se le iba complicando la pelea a su esposo, sin embargo saltó de alegría al ver al rival europeo caer a la lona, ahí supo que lo había logrado, no cupo de la alegría, pues sabe que ese era el sueño de él, ser campeón mundial, un anhelo que en dos ocasiones anteriores se le negó, ahora es una realidad.

En esas dos ocasiones en las que Rubio perdió ante Kelly Pavlik y después ante Julio César Chávez Jr., en ambas peleas estuvo como un pilar importante Gabriela Sánchez.

¿Atrás del campeón mundial, ahora cómo te sientes?

Feliz, muy contenta de que se esté realizando en su carrera, no podría sentirme más feliz en estos momentos, pues era su sueño y verlo hecho realidad, nos colma de alegría.

¿Era el anhelo de Rubio desde hace años, qué opinión te merece?

Me siento muy orgullosa de él, batalló mucho, tuvo sus oportunidades y por una cosa u otra no se daba y hoy gracias a Dios es el campeón y es algo de lo que estamos muy orgullosos, sus hijas y yo.

¿Rubio tuvo altibajos, pero siempre fue importante el apoyarlo?

Él es una de las personas muy tercas, por decirlo así, él las dos peleas pasadas que no se pudo ganar el campeonato, insistió, él dijo que tarde o temprano lo iba a lograr y bueno, aquí están ya los resultados.

¿La familia, qué papel juega?

Pues intentamos que él haga su trabajo, pero para él su familia y sus hijas son algo sumamente importante. Él es excelente padre, les dedica mucho tiempo a sus hijas, más de que la gente piensa, para él sus hijas lo son todo, son su vida y estoy seguro que por eso se motiva aún más.

¿Qué tan complicado es tenerlo fuera mucho tiempo, en concentraciones, viajes y demás?

La siente mucho un poco más la niña más grande, ya va para cinco años y ella ya se da cuenta de que no está su papá, es de que amanece y pregunta por su papá, se le dice que está trabajando; pero gracias a Dios ahora tenemos mucha comunicación, las video llamadas y toda la tecnología, nos ayuda a estar en constante contacto.

¿Cómo viviste la noche de la pelea?

Muy desesperante, muy angustiante, hay peleas que uno está tranquila porque sabes que se dan, que él las está manejando bien, pero ahora estuvo un poco difícil, el hombre que le tocó tiene un estilo muy complicado.

¿Cómo sufres con cada pelea, que sentimientos tienes ver a tu esposo ganarse la vida peleando?

Hasta ahorita no lo han cortado, no ha venido así con golpes muy fuertes, pero al igual, es una angustia que en cualquier momento le puedan dar un golpe fuerte y pues él es padre de familia, es esposo y lo queremos aquí, sano y siempre alegre como es él.

Como esposa, en las buenas, en las malas y en las peores, ¿pero ahora en las mejores?

Sí gracias a Dios que nos permitió este éxito de Marco, para él significa mucho y para nosotros también.