Fury sorprendió y destronó a Klitschko

Wladimir Klitschko cedió sus campeonatos mundiales al inglés Tyson Fury en una pelea donde no presentó demasiada oposición

Tyson Fury venció a Waldimir Klitschko y se convirtió en campeón mundial
Tyson Fury venció a Waldimir Klitschko y se convirtió en campeón mundial (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Dr. Steelhammer no subió al ring la noche del sábado en Alemania y Wladimir Klitschko perdió las coronas que lo avalaban como campeón mundial y por primera vez en su carrera sumó un descalabro por la vía de la decisión.

El sábado en la arena Esprit en Dusseldorf, Alemania, el que fuera monarca por 11 años consecutivos no pudo encontrar la distancia y el ritmo adecuado para imponerse a un peleador 12 años más joven que presentó la estratega adecuada para llevarse la contienda por puntuaciones de 115-112, 115-112, 116-111.

A pesar el contraste de experiencia y pegada, Klitschko no pudo adaptarse al hecho de que por primera vez en muchos años era el hombre más pequeño en el ring.

“Este fue un sueño hecho realidad. Fueron seis meses de trabajo muy intenso en el gimnasio y valieron la pena. No lo puedo creer, venir a Alemania y salir de aquí con una decisión unánime ante un Klitschko”, dijo el peleador inglés entre lágrimas al bajar del ring, luego de que sumara el triunfo 25 de su carrera profesional.

Al campanazo inicial, en un round totalmente de estudio en el que lanzaron menos de 20 golpes, Klitschko pudo llevarse el episodio gracias a una mejor puntería. Con mayor exactitud, logró conectar varios envíos pero sin hacer daño alguno.

A diferencia de sus casi 70 peleas anteriores, Klitschko no soltó golpes de poder hasta el sexto episodio, cediendo cinco rollos al retador invicto que impuso sus condiciones gracias a que rompió el ritmo de pelea y neutralizó al campeón atacando segundos antes de que este lanzara su jab.

En los minutos de descanso del cuarto al décimo round, la esquina de Klitschko le pedía mayor agresividad, potencia, energía y le recordaba que era un mejor peleador que el rival que tenía enfrente; pero las adaptaciones no llegaron nunca, el ucraniano se mantuvo anestesiado.

Para los últimos seis minutos de contienda, Wladimir inició a cambiar el estilo de pelea y tuvo una ligera mejora que le permitió conectar varios golpes de poder que resintió de inmediato el retador, pero que no fueron suficientes para remontar en las tarjetas y tampoco lo suficientemente contundentes para acabar con la amenaza.

Luego de recorrer los 12 rounds completos, Klitschko recibió de pie al centro del ring las puntuaciones de los tres jueces que lo vieron perder las coronas por 115-112, 115-112, 116-111.

Esta fue la primera ocasión en la que Wladimir Klitschko perdió una contienda por decisión, ya que sus anteriores tres descalabros fueron por nocaut. Mientras que en el caso de Fury, logró alzarse con los títulos mundiales en el primer intento, luego de siete años como profesional.