'Maravilla' promete gran pelea ante Cotto y dedicará triunfo a 'bulleado'

El boxeador argentino Sergio 'Maravilla' Martínez aseguró el miércoles haber pasado por alto "las tonterías y exigencias" de Miguel Cotto para concretar la pelea en junio próximo, y dijo dedicará el triunfo a un niño víctima del 'bullying' en su escuela

Sergio "Maravilla" Martínez vs Miguel Cotto
Sergio "Maravilla" Martínez vs Miguel Cotto (CMB)

Ciudad de México

Martínez (51-2-2, 28 kos) hará la primera defensa de su título de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el puertorriqueño Cotto (38-4, 31 kos) el 7 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York.

En rueda de prensa realizada este miércoles en Los Angeles, Martínez agradeció a "todos los que hicieron posible" la pelea, pero abrió fuego contra su rival desde sus primeras palabras.

"Les puedo asegurar que si el combate se da es porque accedí a todas las tonterías y exigencias de Cotto, como que yo, siendo el campeón, tenga que subir primero al cuadrilátero y ser anunciado primero", dijo el púgil de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires, Argentina.

"Todo eso quedó atrás. Ahora lo que importa es que vamos a pelear y los dos nos prepararemos bien para dar un gran combate", aseguó el argentino.

Martínez se mostró tan confiado en sus posibilidades, que dijo dedicará la victoria al niño de 12 años Nico Pérez, víctima de abuso de sus compañeros en la escuela, lo que se conoce como 'bullying' en inglés.

"Dedico esta pelea y el triunfo del 7 de junio al niño Nico Pérez, quien ha sufrido de 'bullying' en su colegio", dijo Martínez. "Lo de él no es un problema familiar. Es un problema social, y las autoridades y la sociedad deben trabajar juntas para enfrentarlo".

Martínez invitó al podio al menor, que estuvo en la rueda de prensa acompañado de sus padres, y es uno de los casi 50 chicos y chicas con los que trabaja la Fundación de Lucha contra el Bullying que preside el argentino.

"Maravilla" Martínez, de 39 años, no sube a un cuadrilátero desde hace casi un año, debido a una segunda cirugía en su rodilla derecha, lesionada en su última pelea el pasado 27 de abril en Buenos Aires, donde ganó por decisión unánime al inglés Martin Murray.

"La lesión ya quedó atrás. Sé que podré hacer una buena preparación y a los que se preocupan de si tendré enfrente a una megaestrella les digo que lo hacen en vano. Es un boxeador como yo, con gran experiencia, y tendré que estar en mi mejor forma para ganarle", dijo Martínez en un aparte con la AFP.

El argentino dijo que iniciará su preparación con una breve etapa en Madrid y después seguirá en Miami, "donde tendré el calor de todos los argentinos que viven en esa ciudad".

Martínez hará la primera defensa de la faja de las 160 libras que le arrebató al mexicano Julio César Chávez hijo, en septiembre de 2012 en Las Vegas (Nevada).

Entre Martínez y Cotto existe una gran animadversión, luego de que el boricua desairara a Martínez, ignorándolo y negándose a darle la mano durante un programa televisivo en México el pasado año.

Por eso esta pelea parecía un imposible, hasta que los promotores de ambos púgiles escucharon la interesante oferta monetaria de la cadena HBO, que vende a Cotto como "una de las megaestrella que más PPV (Pague Por Ver) ha vendido en la historia del boxeo", según Mark Taffer, vicepresidente de la cadena estadounidense de televisión por cable.

"Estoy contento con esta pelea, y por el respeto que siempre le he tenido a este deporte y al público me prepararé a fondo", aseguró un calmado Cotto, a quien parece no afectarle las declaraciones de Martínez.

"El puede decir lo que quiera ahora. Pero lo que cuenta es el 7 de junio encima del ring del Madison Square (Garden)", afirmó el púgil oriundo de Caguas.

"Ellos dicen que van a traer a 3.000 argentinos, pero yo espero un lleno total de boricuas, porque al fin y al cabo el Madison es mi segunda casa", añadió Cotto, el boxeador que más taquilla ha reunido en la arena neoyorquina en todo un siglo.

Cotto, de 33 años, buscará convertirse en el primer boxeador boricua en ganar cuatro títulos mundiales en diferentes divisiones.