Calientan motores

Saúl Álvarez y su retador Amir Khan arrancaron sus campos de entrenamiento de cara a la cita del 7 de mayo


Canelo Alvarez y Amir Khan
Canelo Alvarez y Amir Khan (AP)

Ciudad de México

Con 49 días aún por recorrer, el mexicano Saúl Álvarez y el inglés Amir Khan abrieron sus campos de entrenamiento con la intención de llegar con la mejor preparación posible, para lucir en lo que será la primera defensa del campeonato medio del Consejo Mundial de Boxeo.

“Entreno duro para pelear así, estoy enfocado en llegar preparado para ganar, Khan es un boxeador talentoso y complicado, no lo subestimaré”, dijo el mexicano, quien subirá con ventaja en el tamaño y el peso. Con 25 años, El Canelo Álvarez enfrentará su décima pelea de campeonato mundial, a sabiendas que es un compromiso elemental para su futuro, e insistió en que su entrenamiento deberá ser impecable.

 Khan será el primer boxeador, de estilo similar al de Floyd Mayweather, que enfrente Canelo desde que perdiera su calidad de invicto; el reto del tapatío residirá en resolver un boxeo de manos rápidas que ante Money le costó. Sin embargo, los defectos de Khan son una barbilla endeble, sumada a una potencia de puños limitada, lo que puede complicar su panorama.

 “He superado muchos retos y en este punto voy en muy buen camino, mi entrenador está contento por cómo se han venido dando las cosas, sentimos que estamos con la mejor condición física y mental que podamos tener”, dijo Khan, quien llega con una foja de 31-3 con 19 nocauts.

El inglés, aseguró que un triunfo ante Canelo sería el logro más importante de su carrera. “Me estoy preparando para darle a los fanáticos una pelea verdaderamente emocionante, estamos trabajando en forjar el plan perfecto para esta pelea, lo que será clave para llevarme el triunfo esa noche”, señaló. “No puse mucho énfasis en una cosa, ya sea velocidad o poder, he puesto atención en todas, pues serán necesarias cuando suba a pelear, sé lo que hace bien Canelo, sus atributos, así que hemos trabajado para nulificarlos”, abundó el inglés, quien en sus últimas cinco peleas ha hilado cuatro victorias por decisión y una por nocaut técnico.

Ambos peleadores permanecerán en California hasta una semana antes del duelo, cuando tendrán que trasladarse a Las Vegas para completar la promoción.