La película sobre 'Manos de Piedra' Durán, en su último tramo

A pesar de ser la fase más 'compleja', la cinta biográfica del campeón panameño está por conlcuir

La cinta sobre el gran campeón panameño, casi lista
La cinta sobre el gran campeón panameño, casi lista (AP)

PANAMÁ

La cinta biográfica sobre Roberto Durán 'Hands of Stone' está en su tramo final y el hombre quien encarna al gran boxeador panameño, el actor venezolano Edgar Ramírez, lloró de emoción hace poco cuando la vio.

El director de 'Manos de Piedra', el también venezolano Jonathan Jakubowicz, dijo a The Associated Press que la cinta estará lista en unos tres meses y que su estreno se dará en un festival internacional antes de que llegue a las salas de cine comerciales.

"Yo ya muero de ganas porque el mundo vea lo que logramos", expresó el realizador de "Secuestro Express" (2005) en un correo electrónico en el que reveló detalles de la decisiva fase de posproducción.

"Es la parte más larga pero es cada vez más emocionante", confesó. "La película se pone mejor día a día y se puede ver la meta acercándose todo el tiempo".

Durán, de 63 años, se retiró del boxeo en 2002. Es un ídolo nacional en Panamá y sirve a su país como embajador deportivo desde hace años, además de viajar por el mundo firmando autógrafos.

A estas alturas del proyecto, al director venezolano le cuesta explicar el objetivo que lo condujo a llevar a la pantalla grande a esta leyenda del boxeo.

"Lo único que puedo decir es que aquello que buscaba lo encontré", afirmó. "Y espero que la vida me siga premiando con el privilegio de contar historias para todo el planeta, de la mano de la gente más talentosa del mundo".

Ramírez asumió el papel de protagonista luego de que el mexicano Gael García Bernal no pudo hacerlo por problemas de agenda. "Con Edgar ha sido impresionante. Llegó a Panamá sin saber boxear y se convirtió en una especie de reencarnación del Cholo", contó Jakubowicz. El Cholo es uno de los apodos populares de Durán y alude a su origen mestizo.

También actúan Robert De Niro como el entrenador de Durán, Ray Arcel, y Blades como uno de sus promotores, Carlos Eleta.

"Fue literalmente el padrino del proyecto y lo sigue siendo", dijo Jakubowicz sobre De Niro. "Todas la decisiones las tomamos consultándole, y como tiene más experiencia que cualquiera, nos ha guiado de manera impecable. Como actor llenó de inspiración a todo el equipo".