ENTREVISTA | POR ÉRIKA MONTOYA

Ricardo Álvarez Boxeador

Con el destino en sus manos

Ricardo Álvarez
Ricardo Álvarez (Mexsport)

Ciudad de México

A 21 días del pleito que marcará su vida, el boxeador mexicano Ricardo Álvarez, hermano mayor de Saúl Canelo Álvarez, reveló que se siente tranquilo pues la base para una victoria se encuentra en el gimnasio, donde no ha descuidado ningún detalle para llegar en la mejor condición física.

El 8 de marzo, dentro de la cartelera que protagoniza su hermano, Dinamita retará al campeón mexicoamericano Omar Figueroa, en un combate en el que aspira a arrebatarle la diadema ligera del Consejo Mundial de Boxeo, que en caso de obtenerlo, convertiría a los Álvarez Barragán en la primera familia de mexicanos con tres hijos campeones mundiales, apenas la segunda en la historia mundial del boxeo.

“He batallado mucho para esto, he afrontado diversos obstáculos”


"Fue una preparación muy buena estamos muy enfocados al entrenamiento. Siempre he sido un peleador que está metido en su trabajo, dedicado al entrenamiento y ahora no es la excepción, pues hay un gran compromiso. Es algo muy importante, pues es la pelea que cualquier boxeador espera y yo la tengo en puerta. Estoy con mucho ímpetu y ganas", indicó el mexicano.

El que se tenga la posibilidad de hacer historia en el boxeo internacional, ¿qué tanta presión aumenta al compromiso que tienes en puerta?

La verdad, lejos de ser una presión es una motivación extra. Estoy más enfocado y con muchas más ganas para llegar bien. Está en mis manos lograr el campeonato y está en mi pasar a la historia. El que se subirá al ring soy yo y tengo que estar bien preparado para representar a mi país, México. Si lo logro, sería algo sin precedentes.

¿Cómo se siente estar en plena preparación compartiendo equipo con tu hermano?

“Lejos de ser una presión, es una motivación extra. Estoy enfocado”
Ricardo Álvarez, boxeador mexicano

La verdad que aquí todos hacemos muy buen conjunto. Estamos formando una estrategia de pelea para llevarnos la victoria y todos los días trabajamos en ello. Vamos puliendo detalles, pensando y preparando todo en torno a la pelea y al rival en puerta. El poder presentarme junto a él, en el MGM, en la pelea más importante de mi vida es una bendición. Siento el apoyo.

¿Cuál es tu opinión sobre el campeón Omar Figueroa?

La verdad que por algo está en el lugar en donde está. Ha hecho su trabajo por algo está ahí. La verdad es un muchacho joven y fuerte que ha venido enrrachado que viene ganando, pero yo también soy un peleador con hambre y esta es mi oportunidad. Sé que voy a presentar a un boxeador muy diferente que al que se vio en mi última pelea. Mostraré la parte de mí que tiene hambre de triunfo, que se entregará, que tiene ganas de ser triunfador. Me subiré con mentalidad ganadora y con el objetivo de hacer una pelea inteligente. Buscaré la victoria, pues soy el retador y está en mis manos ganar.

El boxeo es de estilos, ¿consideras que el tuyo podrá imponerse al del Panterita?

La verdad, soy un peleador que busca el intercambio. Figueroa tiene un estilo que a mí se me acomoda. Trabajo fuerte siempre en el gimnasio y ese estilo es el que me gusta, se me acomoda y con una buena preparación nos llevaremos la victoria.

Seis años como boxeador profesional, 28 peleas profesionales, llegaste al punto con el que todo boxeador sueña, que es pelear por un título mundial, ¿cómo subirás esa noche?

He batallado mucho para esto, he tenido obstáculos, pero he ido avanzando. Estoy ante la oportunidad que no dejaré ir. Para mí es algo muy grande, muy importante porque es el mejor escenario en donde se puede presentar un boxeador. Estoy ante esta gran oportunidad de ser campeón en el mejor lugar, y no importa que tan agresivo sea Figueora durante ese combate. De ahí no va a bajar con una victoria.

EL DATO

EL ÚNICO TRÍO DE hermanos en la historia que ha logrado la hazaña de coronarse campeones mundiales absolutos han sido los Kameda, de Japón: Daiki, Koki y Tomoki.